Kiosco

La Opinión de A Coruña

RESULTADOS ESTRELLA GALICIA 2021

Hijos de Rivera invertirá 600 millones en tres años tras ganar un 30% más que antes de la pandemia

La compañía se repone de la caída de ingresos del primer año del COVID y eleva casi un 80% su beneficio anual, de 95 millones, con 600 millones en ventas | La plantilla en todo el mundo crece un 15,8% y roza los 1.500 trabajadores

Ignacio Rivera, hoy, en la presentación de los resultados económicos de Estrella Galicia de 2021. VICTOR ECHAVE

El año 2020 de la pandemia puso freno a la evolución de muchas empresas que tras el confinamiento y las restricciones se reorganizaron para tratar de recuperar el tiempo y los beneficios perdidos y volver al camino del crecimiento. Hijos de Rivera, matriz de Estrella Galicia, ha sido una de ellas. En el año en que irrumpió el COVID-19 sus ventas cayeron un 10% y sus ganancias se redujeron un 27% de un año para otro. El balance de resultados económicos de 2021 ofrece en cambio unos números más optimistas, de récord incluso. La compañía cervecera cerró el pasado ejercicio con ganancias de casi 95 millones de euros. Esta cifra supone un repunte del 79,4% respecto al año anterior, el de la aparición del coronavirus. El incremento es igualmente significativo si se compara con los registros prepandémicos: de los 72,8 millones de beneficios alcanzados en 2019 se ha pasado a 94,9, un aumento del 30,3%.

La construcción de fábricas en Arteixo y Sao Paulo acapara el grueso de la inversión

decoration

Superada la fase más dura de la pandemia, las ventas de la empresa coruñesa subieron en 2021 por encima de los 600 millones de euros, hasta 610,4 (un 27,4% más en un año, tras los 479 millones de 2020), según la información ofrecida este jueves por el presidente ejecutivo de la compañía, Ignacio Rivera, en las instalaciones del museo de Estrella Galicia en el polígono de Agrela. Una facturación “histórica”, resaltó el responsable de la cervecera, que atribuyó el crecimiento a factores como la “reorganización de Hijos de Rivera” o a no haber hecho ERTE en la plantilla cuando otras empresas sí se vieron obligadas a hacerlo.

Los más de 600 millones de euros facturados el año pasado son una cifra similar a la que la compañía, según adelantó Rivera, incluye en un plan inversor estratégico hasta 2024 —“el más ambicioso en nuestra historia”, destacó—, que permitirá a Hijos de Rivera poner en funcionamiento sus dos nuevas fábricas en Sao Paulo (Brasil) y en el polígono de Morás, en Arteixo. La empresa, que ya efectuó en 2021 inversiones por valor de casi 67 millones, prevé tener operativas estas instalaciones a finales de 2023 y en 2024, respectivamente. “Trabajamos con el objetivo, el sueño, de alcanzar los 1.000 millones en ventas”, confesó el presidente.

Más cifras. Hijos de Rivera vendió 436 millones de litros de cerveza, un aumento anual del 27,8%, y 189 millones de litros de agua, un 16,4% más, un dato “no tan bueno”, porque es inferior al de hace dos años, 198 millones. La cifra de negocio ha vuelto a estar condicionada por un cambio en el mix productivo derivado todavía de las restricciones vigentes por el COVID en los primeros meses de 2021, cuando la hostelería volvió a cerrar:_el canal Horeca que engloba los hoteles, los restaurantes y el catering supuso de nuevo, como en 2020, en torno al 60% de la cifra de negocio de Hijos de Rivera, frente al 40% procedente de las ventas en supermercados, ámbitos en los que antes, respectivamente, se registraba el 70% y el 30% de la cifra de negocio.

La compañía creció también en personal. La creación de empleo es, según Ignacio Rivera, uno de los puntos fuertes de la compañía, pues subió un 15,8% el año pasado, de forma que la corporación se aproxima a los 1.500 puestos de trabajo en todo el mundo, con el 90% de los contratos indefinidos.

La empresa puso énfasis este jueves en el concepto de “impacto positivo” como uno de los valores principales de su estrategia comercial. Por ello difundió los resultados de un informe de impacto socioeconómico encargado a la consultora independiente Steward Redqueen. El documento cuantifica mediante un modelo estándar el impacto de la actividad de la compañía a lo largo de toda la cadena de valor y señala que esa actividad supone ya el 1% del PIB gallego, el 0,14% nacional, y que genera más de 32.000 empleos directos e indirectos en España, 7.900 en Galicia. En 2021, la compañía contribuyó con 1.693 millones de euros a la economía española, resaltó Rivera, quien insistió en que “los resultados históricos de 2021 suponen una motivación adicional para afrontar la complicada coyuntura económica que se presenta este año”.

 Digitalizar: arma eficiente para vender y atraer

El presidente ejecutivo de Hijos de Rivera se detuvo más de una vez en el concepto de digitalización mientras informó de los resultados económicos de la compañía en 2021. Ignacio Rivera vinculó el término a la “eficiencia”, a “vender más” y a “tener una mejor conexión” con los consumidores. “No se trata de digitalizar por digitalizar, no es una moda aunque se hable mucho de ello, o de sostenibilidad. Hay que entender bien lo que es la tecnología y el uso de los recursos digitales, que sirven para generar más ventas y saber mejor a qué clientes dirigirte”, explicó Rivera.

En relación con esta estrategia comentó que hoy en día la empresa debe adaptarse al comercio no presencial (ecommerce, que en Asia es superior al comercio físico) y emplear herramientas de inteligencia artificial para ofrecer productos más atractivos, nuevas experiencias (rutas de las cervezas de bodega o catas, por ejemplo) o nuevos patrocinios.

Ignacio Rivera calificó en broma como “gamberradas” los tipos de cerveza comercializados por Estrella Galicia en los últimos años con sabores variopintos como percebes, grelos o pimientos de Padrón. Dijo el presidente de la cervecera que este año habrá una nueva marca y añadió que en el caso de la comercialización del agua está previsto el desarrollo de nuevas categorías de producto. “Estamos trabajando para hacer cosas sorprendentes”, destacó.

El aumento “desmedido” de los costes logísticos y del precio de las materias primas aún no repercute en el consumidor

El año 2021, el de la adaptación progresiva a la normalidad tras las restricciones del COVID, supuso “mucho entrenamiento” para Estrella Galicia, admite Ignacio Rivera;_2022, cerca de su ecuador, es un año “complicado” que está dejando “resaca”, recalcó el presidente ejecutivo, y va a resultar “determinante” para el crecimiento de la compañía coruñesa a medio y largo plazo. La inflación, con repercusiones logísticas y crisis en distintos ámbitos empresariales motivada por el encarecimiento de las materias primas o el incremento de la factura eléctrica, preocupa también a Hijos de Rivera, que apela a la “gestión eficiente” para tratar de repercutir “lo mínimo” en los consumidores.

“Sufrimos para tener una logística adecuada y no romper stocks en los puntos de destino. El

aumento de costes logísticos es desmedido. Si antes pagábamos x dinero por un contenedor, ahora tenemos que pagar 3x. La cuenta de la luz dobla nuestro porcentaje de gasto, aunque no seamos una industria que tenga una dependencia vital de ciertos suministros. En materias primas y auxiliares, como vidrio o aluminio... una locura, seguimos aguantando. Esta situación hay que gestionarla bien, por eso me hace mucha ilusión el plan de inversiones hasta 2024, con el que resistiremos”, explica Rivera. Recursos propios y créditos financieros sostendrá esta estrategia, que alcanza también a las futuras instalaciones en Sao Paulo y Arteixo, matiza.

La carga que supone la subida de costes no ha repercutido por ahora en el consumidor. Rivera avanza que la empresa “intentará no inflacionar”, aunque remite al segundo semestre de este año para evaluar mejor la coyuntura económica actual, periodo en el que cree que se acentuará el aumento de gastos: “En 2023 habrá resaca de la situación actual”.

Compartir el artículo

stats