La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, avanzó ayer que pretende reforzar el teletrabajo en la Administración General del Estado (AGE). El objetivo de fomentar el trabajo desde casa, según ha justificado la ministra Montero, es el ahorro energético. Desde Función Pública instarán a los jefes de departamento a que confeccionen una lista de aquellos empleados públicos con posibilidad de trabajar a distancia y se les habilitará un permiso especial de hasta tres días en esta modalidad de funcionamiento con el propósito de minimizar el consumo de gasolina y otros carburantes. Así lo ha aprobado el Consejo de Ministros celebrado ayer. La ministra María Jesús Montero recordó tras la reunión que esta iniciativa forma parte de un plan más amplio que tiene el objetivo hacer frente al impacto, a todos los niveles, que ha ocasionado la guerra de Ucrania desde su comienzo.

Dentro de ese plan, ha detallado Montero, se establecerán esos tres días de teletrabajo de forma general. Con todo, serán los subsecretarios de cada ministerio quienes determinen qué puestos podrán entrar dentro de esta opción. Actualmente, alrededor del 13,1% de los trabajadores de toda la economía española realiza algún tipo de teletrabajo a la semana, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Asimismo, y dentro de un paquete de iniciativas para organizar el trabajo en la Administración General del Estado, se va a incentivar el uso del transporte público entre los funcionarios, así como el uso de medios de transporte alternativos, como la bicicleta, promoviendo la habilitación de más aparcamientos específicos para estos vehículos.

Junto a estas medidas, Montero ha explicado que el plan también contempla otro paquete de iniciativas para un uso más racional de los edificios públicos, tales como el establecimiento de horarios de apagados y encendidos, nuevos niveles de iluminación, controles de temperatura más exigentes o la identificación de lugares donde se van a instalar placas fotovoltaicas para autoconsumo.

Asimismo, se desarrollarán programas de formación y sensibilidad sobre ahorro de energía y movilidad. La guerra de Ucrania, ha señalado Montero, ha obligado a reaccionar y acelerar el proceso para adoptar medidas que tengan efecto inmediato. España, ha añadido, está entre los países con menor dependencia de Rusia “pero no a salvo del encarecimiento de la energía”.