El secretario de la Federación de Construción e Madeira de la CIG en la comarca de Ferrol, Marcos Sánchez, ha trasladado que los trabajadores de carpinterías y ebanisterías de la provincia de A Coruña están secundando en esta jornada de miércoles "de manera mayoritaria, sobre un 90%", el paro provincial convocado en estas empresas para demandar avances en la negociación del nuevo convenio colectivo.

Sánchez ha detallado que se trata de la primera de las cuatro jornadas de paros convocados por los sindicatos CIG, CC.OO. y UGT para lograr "un convenio colectivo que garantice el mantenimiento del poder adquisitivo de los salarios y que mejore las condiciones laborales".

Se trata de un documento que afecta en toda la provincia a más de 5.000 trabajadores de más de un centenar de empresas. En el caso de la comarca de Ferrolterra, ha detallado que el mayor seguimiento se produce en las empresas de mayor tamaño, como las dos plantas que tiene el grupo Cándido Hermida en Narón y Valdoviño, o Noa Madera Creativa, del grupo Malasa, en Fene, que tienen en el grupo Inditex a uno de sus mayores clientes.

PIQUETES

Desde primera hora de la mañana, los piquetes informativos se han encargado de recorren los polígonos donde están ubicadas las principales compañías, en unos paros que también están fijados para los días 13, 27 y 28 de julio.

Las principales demandas son un incremento salarial, al estimar que "el coste de la vida está disparado y el IPC no para de crecer", criticando que la parte empresarial "sigue enrocada en su oferta de un 3,15% de subida para 2021".

"Esto supondría que el nuevo convenio arrancaría ya con un 3,4 de pérdida del poder adquisitivo del personal" y que además "la patronal rechazar las cláusulas de revisión salarial anuales referenciadas en el IPC real y con retrasos, condenando así al personal a un empobrecimiento progresivo", ha denunciado.

PLUS DE TURNOS

Otra de las demandas de los representantes de los trabajadores es "la creación de un plus de turnos en la industria de la carpintería, al igual que ya existe en otros convenios sectoriales como el de Pontevedra", y regular "las condiciones para el personal desplazado en obras fuera de Galicia", tal y como ha detallado Sánchez.

El sindicalista ha denunciando al mismo tiempo que "la negativa patronal a asumir estas reivindicaciones no tiene justificación de ningún tipo, porque la carga de trabajo es tal que las compañías no dan atendido a los pedidos".