Los seis bancos cotizados —BBVA, Sabadell, CaixaBank, Santander, Unicaja Banco y Bankinter— continuaron reduciendo su red de oficinas en España en el primer semestre del año, con un recorte del 9% con respecto a diciembre, así como sus plantillas, un 4,7% menos, según los datos publicados en los informes semestrales y recopilados por Europa Press.

A cierre de junio, la red de sucursales se componía de 10.765 oficinas y las plantillas sumaban 119.425 empleados en España. Entre finales de marzo y finales de junio, el número de sucursales se redujo un 3,9% y los equipos de los seis bancos un 1,0%. Estos datos se han moderado con respecto a otros trimestres, cuando las caídas eran a doble dígito.