Kiosco

La Opinión de A Coruña

Los trabajadores gallegos viajan más por trabajo: la movilidad geográfica se eleva a niveles de 2012

El 2,4% de los ocupados en Galicia cambió su residencia a otro municipio a lo largo de 2020 | Fue la segunda comunidad en la que más creció la tasa de movilidad

Un hombre se dispone a entrar en el aeropuerto de Alvedro. | // VÍCTOR ECHAVE

La pandemia que arrancó en 2020 supuso una ralentización de la economía. El confinamiento y las restricciones provocaron que el mercado laboral entrase en hibernación. Eso es lo que explican los expertos y lo que muestran los datos. Uno de ellos es la Estadística de Movilidad Laboral y Geográfica que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE). En ella destaca, sobre todo, una cifra: solo el 2,1% de los ocupados a nivel nacional cambió su municipio de residencia para trabajar en otro, el porcentaje más bajo en más de una década. Pero hay dos islotes en los que esa tasa de movilidad aumentó con respecto a 2019, cuando aún no había llegado el coronavirus: una es Cantabria que pasó del 2,1% al 2,5% y la otra es Galicia que creció del 2,1% al 2,4%. Las otras comunidades vieron como su tasa de movilidad laboral decrecía. Además, Galicia, con su 2,4% es el cuarto territorio con mayor porcentaje de ocupados que cambiaron de municipio de residencia en 2020. Lideró la clasificación Madrid (2,8%), seguida de Castilla-La Mancha (2,6%) y Cantabria (2,5%). Por su parte, las que tuvieron menor movilidad fueron Illes Balears (1,3%), Extremadura (1,4%) y Comunitat Valenciana (1,5%).

La Estadística de la Movilidad Laboral y Geográfica investiga la relación entre la empleabilidad de las personas y su disponibilidad a cambiar de residencia, mediante el estudio conjunto de las características laborales y el tiempo que llevan residiendo en el municipio.

En cifras absolutas, 25.100 del total del millón de ocupados gallegos, el 2,1%, que había en el primer trimestre de 2021 cambió de municipio en el último año. Es la segunda mayor cifra desde 2012. La primera son los 26.200 de 2019, un año antes de que estallase la pandemia.

En el caso de los parados, que suelen ser más propenso a mudarse, al igual que los jóvenes, los trabajadores temporales y los extranjeros, el porcentaje es algo más elevado (3,5%), y también está entre los más altos de la última década.

Galicia, según el informe del INE, se sitúa en los tramos medios-bajos entre las de saldo negativo, con valores similares a Asturias y Cantabria.

En cuanto a los destinos de los trabajadores gallegos, el rasgo más destacado, según el estudio, es su alta dispersión. Sólo Madrid presenta un valor significativo (31,76%), seguida de Cataluña (15,50%). El resto ofrece valores por debajo del 10%. En general, el perfil de salida a estos dos territorios es similar: está equilibrado entre hombres y mujeres, con predominio de personas mayores de 25 años, limitado peso de extranjeros y muy focalizado en el sector servicios. Los niveles formativos son medios y altos, con un 15% de trabajadores que han superado el bachiller y más de un 20% con titulación universitaria (24,73% en el destino a Madrid).

El perfil del resto de los destinos es muy heterogéneo, aunque pueden destacarse aspectos como el peso del sector agrario en los contratos que se dirigen a Murcia y Andalucía, aunque el grueso se enmarca en el sector servicios, sin olvidar el industrial.

A nivel nacional, 407.600 de los 19.206.800 ocupados en el primer trimestre de 2021 llevaban residiendo en el municipio actual menos de un año. Por su parte, había 16.183.900 ocupados (el 84,3% del total) que llevaban cinco o más años en el mismo municipio.

Casi uno de cada tres ocupados (30,4%) no ha cambiado de municipio de residencia desde su nacimiento. El 40,2% ha modificado de municipio dentro de la misma provincia, el 4,3% procedía de otra provincia de la misma comunidad, el 13,6% de otra autonomía y el 11,5% de otro país.

Respecto a los parados, las comunidades con menor movilidad geográfica, medida en términos del mayor porcentaje de desempleados residentes en cada una de ellas que no han cambiado de municipio de residencia durante al menos los cinco últimos años, son Extremadura (90,7%), Andalucía y Principado de Asturias (84,8% cada una). Por su lado, aquellas en las que los parados tienen mayor movilidad son Comunidad Foral de Navarra (66,0%), Comunidad de Madrid (71,9%) Cataluña (72,5%) Valencia (72,8%) y Galicia (74%).

Compartir el artículo

stats