Kiosco

La Opinión de A Coruña

La mayor actividad económica y el ‘Pitanxo’ duplican los accidentes laborales mortales

El primer semestre se cerró con 45 fallecidos en Galicia frente a los 18 del año pasado | UGT urge un plan de choque con más presión por parte de la Inspección de Trabajo

La mayor actividad económica y el ‘Pitanxo’ duplican los accidentes laborales mortales | SIMÓN ESPINOSA

“Hay que atajar ya los accidentes de trabajo. Las estadísticas no dejan lugar a dudas. Esta sigue siendo una de las grandes lacras del mercado laboral en Galicia”, alertan desde el sindicato UGT-Galicia que remarcan que “es evidente que algo está fallando, por lo que urge extremar la vigilancia para que se cumpla la Ley”. Sus críticas llegan después de conocerse los datos de la siniestralidad laboral en Galicia durante el primer semestre. En este periodo, los accidentes en el trabajo se incrementaron un 25%, pero lo más relevante fue que los que acabaron en muerte se dispararon un 150% o lo que es lo mismo se multiplicaron por 2,5. Este aumento convirtió a Galicia en la comunidad con el mayor índice de incidencia de accidentes mortales. Por todo ello, el sindicato reclama un plan de choque para reducir estas cifras.

Pese a los nubarrones económicos que los analistas prevén en otoño, la recuperación de la actividad en Galicia es un hecho después de dos años marcados por las restricciones para hacer frente a la pandemia. Pero esta evolución positiva ha tenido un lado oscuro en el ámbito laboral, ya que al incrementarse la actividad se ha producido un aumento de la siniestralidad y con ella, los accidentes mortales, que se han más que duplicado en el primer semestre al registrarse 45 fallecidos frente a los 18 del mismo periodo del año anterior. De ellos, 21 corresponden al naufragio del Pitanxo el pasado mes de febrero. De todas formas, si no se hubiese producido este percance, el número de muertos en accidentes laborales en Galicia entre enero y junio hubiese sido un tercio más que en el mismo periodo del pasado ejercicio.

Un 24% más

En los seis primeros meses este año, según los datos del Ministerio de Trabajo, Galicia registró 13.968 accidentes (incluidos los in itinere), lo que supone un aumento del 24,6% con respecto al mismo periodo del año anterior. Son algo más de 73 cada día. De ellos, 13.710 fueron leves; 213 graves; y 45, mortales, un 150% más que en los seis primeros meses de 2021. De hecho, Galicia fue la tercera comunidad con más fallecidos, por delante de Andalucía y Cataluña, todas ellas con una población asalariada mucho mayor. Con estas cifras, se situó a la cabeza del Estado en el índice de incidencia de accidentes laborales mortales, con 0,659 puntos, muy por encima del 0,277 de la media nacional. Por provincias, A Coruña registró 6.053 accidentes; Pontevedra, 4.876; Ourense, 1.553 y Lugo, 1.486.

En los primeros seis meses del año, la industria manufacturera registró la mayor cantidad de percances laborales con 3.043. Le siguieron la construcción, con 2.043; comercio y reparación de vehículos, con 1.562; y actividades administrativas y servicios auxiliares, con 1.232. Todas ellas por encima de los 1.000 accidentes laborales registrados.

El ministerio también desglosa los índices de incidencia por sectores de actividad, lo que da una idea más cercana de la siniestralidad al relacionarla con el total de empleados de esa actividad. En los primeros seis meses del año, la construcción fue el sector que registró un mayor índice de incidencia, del 432,3; seguida de la industria, 379,3; agrícola, 311; y servicios, 145.2.

Los infartos, derrames y otras patologías no traumáticas son las causas que provocan más accidentes mortales. Por ello, UGT-Galicia reclama políticas encaminadas a reducir la incidencia de los riesgos psicosociales entre los trabajadores, “ya que tanto los infartos como los ictus son patologías asociadas a este tipo de riesgo laboral”.

UGT-Galicia también insiste en que el COVID-19 sigue sin estar incluido en el listado de enfermedades profesionales, “lo que provoca que muchos trabajadores queden desamparados y sin las prestaciones que se merecen”. Y, por otro lado, está el COVID persistente, con consecuencias laborales para quienes lo padecen y que “requiere políticas específicas de prevención y Seguridad Social que aún están sin desarrollar”.

El sindicato denuncia, además, “la infradeclaración de enfermedades profesionales, especialmente en cánceres de origen laboral”. Para UGT, el procedimiento de notificación y registro “son inoperantes”, con lo que se priva a los trabajadores del reconocimiento del origen profesional de su enfermedad y del acceso a las prestaciones a las que tienen derecho, además de tener un impacto directo en la prevención “porque lo que no se registra no existe y por tanto no se toman medidas preventivas”. “Y si en algún tipo de patología resulta especialmente escandalosa su infradeclaración —denuncia— es en el caso de los cánceres de origen laboral”. Por todo ello, reclama un plan de choque con más presión por parte de la Inspección de Trabajo para reducir las altas cifras de siniestralidad laboral que existen en Galicia.

Compartir el artículo

stats