Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Industrias gallegas se llevan casi el 20% de las ayudas para compensar el coste de las emisiones de dióxido de carbono

Es la región más beneficiada por el mecanismo, que reciben Repsol, Ence o Ferroatlántica u Alcoa lleva la mayor partida: treinta millones de euros

La cotización de los derechos de dióxido de carbono (CO2) que compran las industrias con topes a las emisiones por el gran impacto de su actividad en el entorno ronda los 71 euros por tonelada en la media de este mes. Es un 19% menos que en agosto, pero el precio acumula una subida del 16% en comparación con hace un año y del 155% sobre los niveles de 2020, cuando el estallido de la pandemia y la paralización de la actividad relajó los gases de efecto invernadero lanzados a la atmósfera y, por tanto, la factura de las empresas por contaminar.

Pero la contaminación volvió también a la vieja normalidad durante el pasado ejercicio y el desembolso en derechos de CO2 para las fábricas de Galicia que superaron sus asignaciones ascendió a 174 millones de euros. Todas estaban pendientes del refuerzo de las ayudas para compensar este enorme sobrecoste y el Ministerio de Industria publicó ayer por fin la propuesta de resolución provisional por una cuantía de 244 millones de euros.

El mecanismo va dirigido a aquellas instalaciones de gran consumo energético, básicamente electrointensivas, de sectores “expuestos a un riesgo significativo de fuga de carbono”, o, lo que es lo mismo, susceptibles de trasladar su producción a otros lugares donde el recibo es más barato porque las medidas contra el cambio climático son también más suaves o inexistentes. Con la nueva remesa de ayudas, que suma 65 millones de euros más de lo previsto inicialmente, el número total de plantas beneficiarias asciende a 212.

Las concesiones aprobadas para industrias gallegas concentran el 18% del total. Es la comunidad con mayor inyección, por delante de Asturias (16%) y País Vasco (15%). La mayor cuantía por sectores se la lleva el hierro y el acero (37,5%), seguido del papel (18,5%) y el aluminio (15%). En la lista figuran referentes de esas tres actividades en Galicia. Entre los grandes destinatarios del mecanismo de compensación de costes de emisiones indirectas de gases de efecto invernadero figuran la factoría de celulosa de Ence en Pontevedra (1,3 millones de euros), la refinería de Repsol en A Coruña (1,7 millones), Megasa Siderurgia (2,1 millones), la fábrica en Sabón de Ferroatlántica (3,3 millones), Cortizo (157.600 euros) o las de Xeal en Cee y Dumbría (1,2 y 3,7 millones, respectivamente). Además, vuelve a la nómina Alcoa, que, tras quedarse fuera en la anterior convocatoria, recibirá ahora 2,9 millones para Alumina Española y casi 27 millones para Aluminio Español, la mayor partida de todas.

El Ministerio de Industria presenta el extra del mecanismo como “muestra del compromiso del Gobierno con la industria electrointensiva” para “mejorar su competitividad, reforzar sus capacidades industriales y el empleo”.

Compartir el artículo

stats