Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Hiperxel recibe producto tras un mes de parón y paga parte del dinero que debe a sus empleados

Los 300 trabajadores solo cobran 415 euros de agosto a las puertas de octubre

Tienda de Hiperxel. | // ALBA VILLAR

El cambio de manos se nota en Hiperxel, aunque no lo “suficiente” a ojos de sus empleados. Dos semanas después de que Resilience Partners (asesor y coordinador en España del fondo Certior Capital) asumiera las riendas de la cadena de ultracongelados gallega tras la fracasada gestión del consejero delegado (CEO) de Grupo Vinova, Juan José Villamizar, ha llegado la primera inyección económica para resucitarla. Por un valor superior a los 200.000 euros, frente a los más de dos millones que necesitaría la empresa para seguir a flote, el montante inicial se ha distribuido para pagar parte de las nóminas pendientes a los trabajadores (en concreto 415 euros a cada una de las más de 300 personas que forman su plantilla y a las que aún se adeuda el resto del mes de agosto) así como para adquirir mercancía (24 toneladas que han entrado entre ayer y hoy).

En concreto, ayer llegaron al fin los primeros productos (10.000 kilos de una decena de referencias de verduras y 2.000 kilogramos de merluza) a los que se suma un segundo envío que llegará hoy (12.000 kilos de merluza, calamar, pulpo y bacalao).

Toda la mercancía aterrizará en las instalaciones de Frigalsa, donde se han desbloqueado 68 toneladas más. A la espera del nuevo alimento, con el objetivo de contar con el stock suficiente para saciar a las 102 tiendas que integran la red de Hiperxel. La previsión desde logística es que el total (92 toneladas) sea distribuido entre mañana y el viernes.

Se confía así que de Teis partan llenos los seis camiones que la empresa tiene para reparto, dirigiéndose a los 34 establecimientos que se mantienen como pueden en A Coruña, así como los 38 de Pontevedra, los 30 de Ourense y los 18 de Lugo. Todos ellos llevan sin recibir productos más de un mes y algunos, ante los cortes de luz provocados por los impagos, “están cerrados”.

Así lo aseguran diferentes fuentes del personal de Hiperxel, que destacan que la mercancía que llega estos dos días (valorada en 100.000 euros) no es suficiente para aprovisionar a los locales. Como ejemplo, indican que el valor del stock medio en cada tienda será de unos 1.000 euros cuando normalmente suelen trabajar con 60.000.

“Es una cantidad irrisoria”, apunta al respecto un empleado, que resalta que no está previsto que llegue más mercancía que la de ayer y hoy: al menos a lo largo de esta semana y la que viene. En su conjunto, con lo que van a arrancar “no es ni un 20%” del producto que necesitarían para tener todos los negocios al 100%.

Desde las tiendas y oficinas, profesionales y miembros del comité de empresa también certifican este “pequeño impulso” que, según consideran, “debería ser mayor” teniendo en cuenta la situación en la que se encuentran. En este contexto, hay un descontento generalizado en relación a la nómina que todavía les adeuda la compañía.

Si bien el fin de semana se comunicó a los representantes de los trabajadores que la plantilla recibiría un 40% del sueldo pendiente, relativo a agosto, el lunes la sorpresa fue mayúscula cuando se les ingresó una transferencia fija de 415 euros, con independencia de su salario. “No da absolutamente para nada”, denuncia una empleada, que evidencia que en nada será octubre y se les deberá aún más. Por parte del comité de empresa se demandó ayer otra reunión a la gerencia para saber cuándo entrará más dinero.

Compartir el artículo

stats