Las empresas que componen el principal indicador de la Bolsa española, el Ibex 35, registraron en el primer semestre del año un beneficio neto de 11.855 millones, lo que supone un 27,2% menos que en el mismo periodo del año anterior, cuando ganaron 16.282.

Según datos los publicados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el resultado de explotación ascendió en los seis primeros meses del año a 19.353 millones, un 14,5% menos, al mismo tiempo que la cifra de negocios aumentó un 41,1%, hasta los 187.001 millones.

Los gastos de personal aumentaron el 11,8% y se situaron en 21.083 millones hasta junio, un periodo en el que la plantilla empleada por las empresas del Ibex 35 se incrementó un 4,1%, hasta los 789.476 trabajadores. En cuanto a otros ingresos de explotación, estos cayeron un 69,5%, hasta los 3.793 millones, frente a los aprovisionamientos, que aumentaron un 54,7% y cerraron junio en 106.694 millones.

Los dividendos repartidos por las empresas del Ibex 35 de forma agregada en el primer semestre del año aumentaron un 4,2%, hasta situarse en los 4.316 millones de euros, frente a los 4.143 millones pagados en los seis primeros meses de 2021.