Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

La firma coruñesa Ecoener arranca el mayor complejo de renovables de las Islas Canarias

El proyecto tiene 60 aerogeneradores y doce plantas fotovoltaicas con 100 MW de potencia | La empresa ha invertido 125 millones

Labores de instalación de un aerogenerador en Aldea Blanca. J. C.

La empresa coruñesa Ecoener ha invertido 125 millones de euros para implantar en Gran Canaria el mayor complejo de generación de energías renovables del Archipiélago, compuesto por ocho parques eólicos con un total de 60 aerogeneradores y 12 plantas fotovoltaicas con una potencia instalada conjunta de 100 megavatios. Las instalaciones están ubicadas en el municipio de San Bartolomé de Tirajana y están distribuidas en tres zonas: Aldea Blanca, Juan Grande y Salinas del Matorral. De los 100 megavatios, un 30% procederán de la energía solar y un 70% de los aerogeneradores, según explicó Pedro Martínez, director de Obras de Ecoener. El proyecto supone, en el ámbito de la energía eólica, 72 de los 243 megavatios instalados en la isla, es decir, un 30%, y 25,5 megavatios de energía fotovoltaica de los casi 70 que hay instalados en Gran Canaria, es decir, un 36%.

El presidente de Ecoener, Luis de Valdivia, sostuvo además que la apuesta de Ecoener no termina con la instalación de este complejo y la producción de 100 megavatios, ya que además será dotado del “mayor proyecto de hibridación de las Islas Canarias y uno de los más importantes de Europa” que sumado a otros proyectos de energía eólica y fotovoltaica permitirá a Ecoener contar con 51 megavatios más de potencia instalada a finales de 2023. “La hibridación permitirá simultanear la producción de energía renovable al compaginar la fotovoltaica en las horas de sol y la eólica durante las 24 horas del día, y eso garantizará un suministro más estable en la isla”, señaló De Valdivia. “100 megavatios es muy difícil de conseguir en cualquier isla y los tenemos aquí al servicio de la sociedad de Gran Canaria”, añadió, al tiempo que destacó otros proyectos de la compañía en la isla, pues también cuenta con instalaciones en Telde, Gáldar y Agüimes, que suman otros 100 megavatios, además de los 12 megavatios que está instalando en La Gomera y otros proyectos en Fuerteventura.

El empresario destacó también el compromiso social y con la recuperación medioambiental de la compañía, pues el proyecto lleva aparejada la implementación de pantallas verdes vegetales que favorecen y mejoran la integración paisajística de las instalaciones y la recuperación de los suelos agrarios en baldío con la plantación de 1.600 árboles y arbustos autóctonos que se riegan con agua reutiliza de una depuradora cercana. Además, impulsa también la economía circular porque la empresa ha llegado a un acuerdo con distintas queserías para que éstas se lleven la hierba que nace bajo las instalaciones para alimentar a sus cabras a cambio de facilitar abono para las plantaciones. Además, dijo De Valdivia, Ecoener apoya a colectivos sociales y deportivos del municipio.

Durante el acto, al que acudieron distintos representantes empresariales y cargos públicos del Ayuntamiento, Cabildo y Gobierno de Canarias, el presidente de la Corporación insular, Antonio Morales, calificó como “un hito histórico extraordinario” la puesta en marcha de este complejo medioambiental. “Que una empresa realice una inversión de 125 millones e instale 100 megavatios sin duda contribuye a dar estabilidad al sistema, a avanzar en soberanía energética y por tanto romper con la dependencia de los combustibles fósiles”, indicó.

De Valdivia aprovechó para defender un cambio de modelo energético para Gran Canaria que empieza, dijo, por una central hidroeléctrica de Salto de Chira que consideró “imprescindible”. “Chira-Soria no es una cosa opcional, es imprescindible porque es la forma que hay para regular las energías renovables y que éstas sean seguras, no hay otra”, señaló el directivo de Ecoener.

De Valdivia: “Hemos aprendido el valor de ser independientes energéticamente”

Durante el acto de inauguración de estas instalaciones, celebrado ayer en los terrenos de Aldea Blanca, el presidente de Ecoener, Luis de Valdivia, destacó el “sentimiento de amor” de los canarios hacia su tierra, una tierra con la que la compañía se ha “comprometido” para avanzar en el proceso de descarbonización, y resaltó además la necesidad urgente de implementar la independencia energética. “Europa está en guerra y hemos aprendido un nuevo valor, que es que debemos ser independientes energéticamente porque si no hay países que condicionan nuestra libertad y nuestros modos de vida, y se llevan de nuestros países ingentes recursos para el mal uso y disfrute de unos pocos; así que la independencia energética es sin duda un elemento imprescindible para la defensa de valores como la libertad de las personas”, sostuvo.

Compartir el artículo

stats