Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El oasis zamorano del ‘padre’ de Bimba y Lola

La presencia de Jesús Domínguez, hermano del diseñador Adolfo Domínguez, sitúa a una aldea de Zamora de 264 habitantes a la cabeza de la provincia en renta per cápita

El Monasterio de Santa María de Moreruela, en Zamora, y Jesús Domínguez. | // J.L.F/X.A.

Una sola persona puede cambiar por completo la tendencia socioeconómica de una población. Y si no es así, que se lo digan a Granja de Moreruela. En una provincia como Zamora, con uno de los salarios medios más bajos de todo el país y una renta per cápita que supera tímidamente los 11.000 euros, este pueblo de 264 habitantes —según el último padrón— multiplica esa cifra hasta situarse por encima de los 16.000 euros de renta media por individuo. Eso, entre algo menos de trescientas personas, son muchos euros. Por eso, es lógico pensar que hay una gran fortuna entre los vecinos. Al menos, en el término municipal. Como así reconocen desde la localidad quienes, sin querer hablar, sí han dejado entrever que la explicación es más sencilla de lo que parece.

El oasis zamorano del ‘padre’ de Bimba y Lola

¿Por qué Granja de Moreruela lidera el ranking de la renta per cápita de la provincia de Zamora? Para empezar, es importante destacar que no se trata de un pueblo pobre. Entre sus negocios figuran una estación de servicio, una planta de áridos y distintos locales relacionados con la hostelería. Pieza clave del Camino de Santiago, también es un importante polo turístico debido a las ruinas del Monasterio de Santa María de Moreruela que, a menos de cuatro kilómetros, permiten conocer la importancia que el Císter ejerció sobre este territorio durante la etapa medieval. Pero nada de esto parece estar relacionado con la evidente anomalía dineraria.

Dehesa de la Guadaña

“Eso tiene que ser lo de la dehesa”. Los vecinos parecen tenerlo claro, aunque en un giro muy de la tierra se apuesta por la fórmula del “qué sabe nadie” para decir sin decir nada. Se refieren a la Dehesa de la Guadaña, finca de 600 hectáreas delimitada por el río Esla y las ruinas del Monasterio de Santa María de Moreruela en la que viven plácidamente más de medio millar de vacas de raza parda. Un negocio con certificado de bienestar animal que sirve carne a toda España de una exquisita calidad y que se encontraría detrás de este inusitado incremento de la media de ingresos por habitante de este municipio. No en vano, se imputan a cada vecino ganancias de 16.210 euros, cuando los pueblos de la contorna apenas se acercan a los 12.000.

Quien está detrás de este oasis bovino es Jesús Domínguez, hermano del diseñador ourensano Adolfo Domínguez y padre de María y Uxía, los nombres reales que se esconden detrás de la también textil Bimba y Lola. En el organigrama de Bimba y Lola, Jesús Domínguez figura como consejero dominical y cofundador. Sus hijas figuran a la cabeza del consejo de administración de esta compañía gallega en plena expansión internacional: Uxía como presidenta fundadora y María como vicepresidenta fundadora.

Los que de esto saben cuentan que, en este punto de la provincia de Zamora, entre encinas y cabezas de ganado, el empresario gallego, que hace cuatro años recibió la Medalla Castelao, ha encontrado un retiro a medida. Una calma absoluta para un hombre de negocios que tan solo se rompe, precisamente, en el momento en que la gente se pregunta por qué la pequeña localidad de Granja de Moreruela es, de repente, uno de los pueblos más ricos de toda Castilla y León.

La renta media de la provincia de Zamora asciende a 11.737 euros. En los grandes núcleos, las cifras son dispares. Por ejemplo, la capital zamorana presenta una renta per cápita de 12.884 euros, por los 12.392 de puebla de Sanabria. En el lado opuesto, los ingresos de los toresanos ascienden a 10.865, mientras que en Benavente se cuantifican 10.699 de renta por habitante. Cifras, todas ellas, muy alejadas de los más de 16.000 euros que presenta la localidad de Granja de Moreruela, donde la anomalía económica parece tener mucho que ver con la ganadería extensiva, una carne de calidad y con el padre de Bimba y Lola.

Compartir el artículo

stats