Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Empresarios y Xunta sacan músculo por los fondos europeos

Definen los proyectos presentados como “potentes, viables y realistas” | La sociedad Impulsa plantea un gran centro de datos, ya en fase de contacto con promotores

De izquierda a derecha, el director de Reganosa, Emilio Bruquetas; el miembro del comité técnico de Impulsa por Abanca, Juan Luis Vargas- Zúñiga; la directora de Impulsa, Enyd López; el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda; la directora de Nuevos Negocios de Naturgy, Silvia S. Joaquín; el presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet; la directora de la refinería de A Coruña-Repsol, Natalia Barreiro; el vicepresidente primero, Francisco Conde; el conselleiro de Medio Rural, José González; el vicepresidente del comité ejecutivo de Altri, Van Zeller y el responsable de la Asesoría Jurídica de Abanca, Eduardo Cortizo. | // L.O.

La Xunta quiere hacer lobbie con la patronal para acceder a los fondos europeos de reconstrucción. Una unión que quedó patente en la I Jornada divulgativa de la Sociedad público-privada Impulsa Galicia. Directivos y representantes del tejido económico, con Abanca, Impulsa, Naturgy, Altri, la refinería de A Coruña-Repsol, entre otras, asistieron al evento. Entre las iniciativas maduradas al amparo de Impulsa y que suman juntas “millones de euros de inversión y la previsión de la generación de millares de puestos de trabajo” —aseguraron— están proyectos, como la planta de fibras textiles de Altri para Palas de Rei; la planta de biometano y fertilizantes a partir de purines, de la mano de Repsol, Naturgy y Reganosa; o la planta de hidrógeno verde impulsada por Reganosa y EDP Renovables, en As Pontes, declarada por la Xunta como estratégica.

“Son proyectos viables, realistas y pueden ser feliz realidad y fuente de riqueza para toda Galicia”, defendió el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, quien aseguró que se trata de iniciativas “radiales” de cuyas ventajas se puede beneficiar no solo nuestra comunidad, sino toda España.

“Las empresas tienen que ser aliadas, y mucho más en este momento. No deben ser vistas como chivos expiatorios cuando crean riquezas. Y la Xunta procura eso”, argumentó Alfonso Rueda, tras defender el papel de la colaboración público-privada en la consecución de una Galicia generadora de riqueza, con el apoyo de la “enorme oportunidad” de los fondos europeos. A la cita asistieron también el vicepresidente primero de la Xunta, Francisco Conde y el conselleiro de Medio Rural, Jose González.

Además, se dio a conocer que Impulsa Galicia, sociedad asentada en la colaboración público privada que busca captar inversiones y articular proyectos que puedan beneficiarse de los fondos europeos Next Generation, trabaja en el desarrollo de una nueva iniciativa: la creación de un centro de datos en la comunidad, una gran “nube gallega”. Ya están en conversaciones con posibles promotores para cerrar la fase de “conceptualización”. Así lo revelado uno de los miembros del comité ejecutivo de la sociedad (en la que participan Xunta, Abanca, Sogama y Reganosa), Juan Luis Vargas-Zúñiga, también director xeral de Mercado de Capitais, Xestión e Distribución Institucional de Abanca.

Acompañado del director xeral de Reganosa, Emilio Bruquetas, también miembro del comité ejecutivo de la sociedad, y de la directora xeral de Impulsa, Enyd López, Vargas-Zúñiga repasó proyectos tractores de la entidad, pero también aprovechó para destacar que las puertas de Impulsa están “abiertas” a nuevos proyectos aún “no conocidos para la opinión pública” y puso ese ejemplo: sobre la mesa está la articulación de un gran centro de datos autonómico.

“Un gran centro de datos es un proyecto fundamental en Galicia. Tenemos la situación geográfica y geoestratégica en la mano. Y tenemos las posibilidades energéticas. Vamos a intentar que la energía fluya y circule, crear un centro de datos, una nube gallega. Y no porque seamos gallegos, es que hay una demanda brutal de datos”, esgrimió. Al término del acto, Vargas-Zúñiga concretó que el proyecto está “en fase de conceptualización”, al tiempo que admitió que se está hablando con posibles promotores, ya que, de lo contrario, “no se podría conceptualizar” la iniciativa.

A preguntas de si se busca la implicación de las grandes tecnológicas gallegas y si podría avanzar algún nombre de los que estarían en las conversaciones, replicó que se busca “la implicación de grandes gallegos”. Sí profundizó en cómo se gestionaría desde la perspectiva energética: el proyecto consistiría en crear un centro digital carbon positive. “Ese carbon positive tiene que ser con energía renovable y esa energía, tiene que ser reutilizable. Para que lo sea hay que ponerlo donde realmente haya industrias que después puedan usar energía del calor en procesos productivos”, zanjó Vargas-Zúñiga.

Compartir el artículo

stats