El recién reelegido presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, aseguró ayer que los sindicatos plantean “una situación imposible” en relación a la subida de los salarios según la inflación. Así lo respondió en una entrevista publicada en un medio nacional, al ser preguntado por si su condición de no indexar los sueldos con la inflación en el Acuerdo Nacional para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) es inamovible. “Posiblemente es inamovible por parte de los sindicatos. ¿Por qué no damos la vuelta a la pregunta? Cuando alguien plantea en una mesa una situación imposible, no vale decir que el que dice que no es este señor”, señaló Garamendi refiriéndose a sí mismo.

El presidente de la patronal afirmó que es “evidente” que los salarios deben subir, pero se debe “ver cómo se gestiona esa subida para que no genere inflación de segunda ronda”.

Sobre si la CEOE apoyaría un incremento del Salario Mínimo Interprofesional para 2023, Garamendi dijo que eso dependerá del planteamiento, y añadió que la patronal aceptó “la indexación con la promesa del ministro [José Luis Escrivá] de que había que instaurar un factor de sostenibilidad”.

El líder de la patronal acusó al titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones de aprobar el mecanismo de equidad intergeneracional sin pactarlo, y con unos planteamientos que tacha textualmente de rechazables: “No está cumpliendo lo que nos prometió”.

Sobre si el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, repetirá como vicepresidente de la CEOE, el empresario vasco señaló que Foment “es importantísima en la CEOE, lo ha sido siempre, lo va a seguir siendo y en ningún caso nadie va a ser excluido de esta casa”, pero que, de todos modos, anunciará el nuevo Comité Ejecutivo definitivo el próximo día 21.