Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Abanca agiganta su proyecto con Targobank

Será la séptima operación de compra desde 2014 | Con la adquisición de la filial española de Crédit Mutuel, el volumen de negocio rebasará los 112.500 millones, un 5,2% superior al actual, y alcanzará las 727 oficinas

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet. | // XOÁN ÁLVAREZ

Abanca protagoniza su séptima compra desde la integración de Banco Echeverría en 2014. El banco liderado por Juan Carlos Escotet agiganta su proyecto con la adquisicion de Targobank, la filial española del grupo francés Banque Fédérative du Crédit Mutuel (BFCM). “La operación propuesta continuará en las próximas semanas de conformidad con lo previsto en la legislación francesa y se perfeccionará en 2023, una vez cerrada la compra”, concretaron ayer desde la entidad financiera gallega tras confirmar el inicio de “negociaciones en exclusiva” para la compraventa, de la que no ha trascendido el importe de la operación.

Targobank España cuenta con 541 profesionales que prestan servicio a cerca de 150.000 clientes a través de las 51 oficinas que tiene en todo el territorio nacional, especialmente en Cataluña, Madrid, Andalucía y Baleares. Con esta operación, el banco gallego consolidará su presencia en la Península Ibérica, con un crecimiento relevante en Madrid y el arco mediterráneo.

¿Qué números dejará la compraventa en la entidad financiera liderada por Escotet? Con la integración de la filial española de Crédit Mutuel, Abanca alcanzará un volumen de negocio de 112.544 millones de euros, un 5,2% superior al actual; los préstamos ascenderán a 49.219 millones, un 6,9% más; los depósitos sumarán 51.390 millones, con un incremento del 4,4%, y el número de oficinas llegará a 727, un 7,5% más.

Targobank España tiene un volumen de negocio que supera los 5.500 millones de euros, del que 3.175 son préstamos y 2.369 recursos de la clientela.

El ratio de mora conjunto es del 2,1% y la cobertura del 86%, lo que —destacan desde el grupo financiero gallego— permitirá mantener la buena calidad de los activos.

La transacción planteada está sujeta a las condiciones habituales, incluido el envío de información y la consulta a los representantes de los trabajadores, según determina la legislación francesa; así como a la obtención de las aprobaciones reglamentarias requeridas.

Targobank hunde sus raíces en España en el Banco Popular. Fue una joint venture creada en el año 2010 entre la entidad española y el banco francés Crédit Mutuel, orientada tanto a la banca corporativa como a la minorista. Antes de la resolución de Popular y su venta a Santander por un euro, el banco español decidió traspasar todo el negocio al banco francés. En los últimos años ha experimentado un fuerte incremento de su dinámica comercial con crecimiento en las líneas de crédito, depósitos y fuera de balance.

“La compra consolidaría la presencia de Abanca en toda la Península Ibérica, al reforzar de forma significativa nuestra actividad en el arco mediterráneo, siguiendo nuestro Plan Estratégico”, asegura Juan Carlos Escotet Rodríguez a través de un comunicado remitido por la entidad financiera.

Para Francisco Botas Ratera, consejero delegado de Abanca, “la adquisición de Targobank España fortalecería líneas de negocio estratégicas para Abanca, como son la financiación a familias y empresas, así como su vinculación a través de productos valor como los seguros, medios de pago o los fondos de inversión”. “La operación —añade— permite avanzar en penetración comercial, en eficiencia y tiene un impacto muy reducido en capital”.

Una vez cerrada la operación, Abanca garantiza el mantenimiento de los profesionales del equipo de Targobank España en el nuevo proyecto, “dando continuidad a su política de sumar el talento y la profesionalidad de los equipos incorporados en las diferentes integraciones”, apuntan desde la entidad gallega.

Una vez completado el proceso de compraventa, Abanca, según detallan en el comunicado, iniciaría el proceso de integración de Targobank España en su plataforma tecnológica. Este proceso permitiría a los clientes de Targobank España beneficiarse de las ventajas completas de pertenecer al Grupo Abanca. Entre ellas destacan unas mayores capacidades tecnológicas, a través de una banca móvil destacada; atención personal en una red de cerca de 700 oficinas en España; especialización en segmentos como familias, banca personal, privada, seguros, fondos de inversión, medios de pago y consumo; mayor diversificación del catálogo de productos, y presencia internacional en 11 países de Europa y América.

De Banco Pastor a Novo Banco

El grupo liderado por Escotet ha protagonizado varias compras en los últimos años. Tras la integración de Banco Echeverría (2014), en 2017 se hizo con la antigua división de consumo de Banco Pastor. Solo un año después, la filial portuguesa de Deutsche Bank, en 2019 compró la actividad adquirió Banco Caixa Geral en España y en 2021, Bankoa. El año pasado también se hizo con el negocio de Novo Banco en España, integración que culminará este año. Con estas adquisiciones, el banco casi ha doblado su volumen de negocio en los últimos años pasando de los 65.000 millones de euros en 2017 a los más de 107.000 millones actuales.

Compartir el artículo

stats