Medio centenar de trabajadores del sindicato CCOO en Galicia ha iniciado este lunes una huelga indefinida, al no llegar a un acuerdo con la dirección, para reclamar un aumento salarial compensatorio de su pérdida de poder adquisitivo.

Una representante del comité de empresa de CCOO, Ángeles, indicó a Efe que la huelga tiene un seguimiento del "cien por cien" de los empleados en las nueve oficinas de Galicia e incluye a medio centenar de técnicos, abogados, administrativos y expertos en diversos ámbitos.

Los empleados del sindicato reclaman una subida salarial de 2 % a 3,5 % anual entre 2020 y 2024, tras "nueve años de congelación" de sueldos, que según Ángeles supone una "actualización mínima, en consonancia con lo que CCOO está pidiendo para el resto" de empleados de empresas y organismos.

La decisión de convocar una huelga fue adoptada por "más de un 90 % de los trabajadores" en una asamblea celebrada en Santiago de Compostela el pasado 16 de diciembre y es la primera vez que los empleados de ese órgano celebran una movilización de ese tipo, precisó la representante del comité de empresa.

Decenas de empleados se manifestaron, además, este lunes en las oficinas de CCOO en Galicia -Santiago de Compostela, Vigo, A Coruña, Ferrol, Lugo, Ourense y Viveiro- coincidiendo con el inicio de la huelga, después de no llegar a un acuerdo con la dirección en la negociación para compensar su pérdida de poder adquisitivo, por la "cerrazón de los responsables del sindicato.

La dirección propuso un aumento salarial 1,5 puntos porcentuales por debajo de las reclamaciones de los trabajadores, pero retiró su oferta en el momento en que convocaron la huelga.

Según Ángeles, los trabajadores de CCOO reclaman "actualizar" los sueldos después de haber "arrimado el hombro" durante varios años, al adoptar una congelación salarial para compensar los "serios problemas económicos" del sindicato.

Sin embargo, los trabajadores consideran que ha llegado el momento de mejorar sus condiciones e invitan a la dirección a negociar para evitar que se prolongue una huelga que "no es buena para nuestros afiliados", enfatizó Ángeles.