Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El Gobierno garantiza que A Coruña “no se queda fuera” del corredor de hidrógeno verde

La ministra para la Transición Ecológica asegura que la conexión con la comunidad gallega “forma parte” del proyecto que el Gobierno ha presentado a la Comisión Europea

Planta de Reganosa en Mugardos. | // CEDIDA

El pasado 16 de diciembre, el Gobierno de España presentó el H2Med, el primer corredor de hidrógeno renovable español. El proyecto mostraba un mapa de España con la red troncal de esta energía con dos grandes ejes básicos que convergen en Gijón: uno parte desde Hueva y el otro desde Cartagena. Pero Galicia y A Coruña no aparecían enganchadas a ese corredor. En A Coruña existen dos proyectos, uno en Meirama y otro en As Pontes, para la construcción de sendas plantas de hidrógeno verde. Días después, el vicepresidente primero de la Xunta, Francisco Conde, aseguraba que “el objetivo principal que tenemos en este momento es que el Gobierno pueda corregir lo que entendemos fue un error por dejar a Galicia excluida dentro de la infraestructura que va a permitir conectar a España con Europa”.

El siguiente capítulo se produjo el pasado 20 de enero. Ese día, Enagás, gestor de infraestructuras de gas e hidrógeno, presentó en sociedad la red troncal nacional de hidrógeno verde que permitirá conectar los centros de producción de esta energía con la demanda doméstica y las interconexiones internacionales con Francia, Portugal y Alemania. La novedad fue que esta vez A Coruña sí que estaba enganchada al hidroducto, pero no al oficial, sino a través de un proyecto liderado por Reganosa valorado en 250 millones. La empresa gallega lo presentó a la convocatoria para los Proyectos de Interés Común (PCI, por sus siglas en inglés) con el objetivo de que reciba financiación europea para su puesta en marcha. El Gobierno había hecho lo propio con la red troncal, y por eso desde la Xunta y desde Reganosa se reclamaba que el Gobierno apoyase el proyecto gallego ante la Unión Europea con la misma fuerza que los dos grandes corredores presentados en diciembre.

Y el tercer episodio del culebrón se produjo ayer cuando se produjo el apoyo explícito de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, al proyecto gallego al garantizar que Galicia “no se queda fuera” del corredor de hidrógeno verde que comunicará Portugal, España, Francia y Alemania.

A preguntas de la prensa tras el Consejo de Ministros, Ribera explicó que “el esqueleto integral de tuberías de transporte de hidrógeno” planteado en la Comisión Europea cuenta con “dos ejes vertebradores norte-sur en el este y oeste, más algunas ramificaciones”. “De hecho, la conexión con Galicia forma parte de ese proyecto”, agregó.

“Nuestra preocupación y trabajo en Galicia en materia de energía ha sido cuidadoso”, aseguró. “Creemos que debemos integrar bien las cuestiones ambientales con las nuevas energías. Debemos dar salida a todos los procesos de transición justa, con algunas de las plantas térmicas de carbón más importantes, generando nuevas oportunidades o la industrialización de Galicia en una planta tan importante como es Alcoa”, apuntó.

Según detalló sobre el proyecto en el que estará integrado Galicia, “los dos transportistas operadores del sistema de gas, Enagás y Reganosa, han estado trabajando juntos”. Y remarcó que esta cuestión “suscitada” por el Gobierno gallego ya fue respondida hace unos días.

El recado no debió llegar a la Xunta, porque un par de horas antes de las declaraciones de Teresa Ribera, el vicepresidente económico de la Xunta, Francisco Conde, reclamó en A Coruña que el Gobierno “rectifique de forma inmediata su posicionamiento de dejar a Galicia aislada” del hidroducto, “sin una explicación por parte del Ministerio”.

Conde apuntó que la Xunta ha realizado esta petición “desde hace muchísimo tiempo” y el presidente del Ejecutivo gallego trasladó al Gobierno “la prioridad de desarrollar el hidroducto entre Guitiriz y Zamora” de forma que Galicia “esté incorporada”.

Censuró que se deje a Galicia “aislada” mientras se apuesta por zonas como El Musel (Asturias), aunque “la propia Reganosa ha promovido el proyecto dentro de las convocatorias de proyectos de interés europeo”, “pero el Gobierno aún no incluyó esta prioridad dentro de sus iniciativas tanto con Portugal como con Francia”.

El conselleiro reclamó que Galicia “tenga una oportunidad”, ya que “que no haya un compromiso claro de que Galicia va a formar parte desde el primer momento” del corredor de hidrógeno verde supone un “coste de oportunidad” en decisiones de inversores. “Cualquier otra decisión, desde luego, sería una forma de discriminación territorial que no parece razonable en un momento en el que Reganosa lleva mucho tiempo trabajando para poder estar integrado en este mapa troncal”, finalizó.

Compartir el artículo

stats