Trabajadores de Comisiones Obreras Galicia, en huelga indefinida para solicitar un nuevo convenio colectivo y mejoras salariales, denunciaron el “silencio” del sindicato y de su secretario general, Unai Sordo, que asistió ayer en Teo a las jornadas Galeuscat Sindical, en el Restaurante Os Robles, donde se concentraron los empleados gallegos.

La presidenta del Comité Intercentros de CCOO en Galicia, Nieves Guantes, recordó que los trabajadores están en huelga indefinida por la falta de un convenio colectivo. “Llevamos años con el convenio paralizado, congelado desde 2014, con un único incremento del 1,9% en 2019 a cambio de renunciar al derecho de jubilación a los 65 años”.

“No tenemos más beneficios sociales”, continuó. “El sindicado dice que tenemos muchos, pero los que tenemos están desde 2002 y ya fue por renunciar a incrementos económicos”, explicó.

Denuncian, asimismo, no haber recibido todavía ninguna respuesta a sus demandas.