Empiezan a llegar cartas 'preventivas' de Hacienda: se han enviado más de 80.000 notificaciones por hacer esto en la Declaración de la Renta

Se pretenden subsanar errores

Atención presencial en la Declaración de la Renta

Atención presencial en la Declaración de la Renta / FERNANDO ALVARADO

R. A. C.

La Agencia Tributaria ya ha abonado la devolución de 6.013 millones de euros, un 9,6% más respecto al año pasado, a 8.686.000 contribuyentes, un 9,2% más, tras los dos primeros meses del inicio de la Campaña de declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de 2023 (IRPF 2023).

A esta fecha se han abonado el 76,6% de las solicitudes de devolución realizadas y el 64,4% de los importes a devolver que se han solicitado, según ha informado la Agencia Tributaria este pasado lunes a través de un comunicado.

Hasta el momento han presentado su declaración 15.240.000 contribuyentes, un 7,7% más que el año pasado en las mismas fechas, de las cuales 11.338.000 se han presentado con resultado a devolver (+10%).

Al tiempo, se han presentado ya 2.944.000 declaraciones con saldo a ingresar (-1,1%) por parte de contribuyentes que igualmente han optado por agilizar la presentación, ya que no tienen que realizar los primeros pagos hasta el final de la campaña.

80.000 cartas para subsanar errores

Arranca la declaración de la renta del 2023.

Arranca la declaración de la renta del 2023. / EP

En la línea con la estrategia de avanzar en el cumplimiento voluntario por la vía de los avisos preventivos al contribuyente para evitar errores y omisiones que puedan posteriormente conllevar una eventual regularización de la Agencia, se van a remitir cerca de 80.000 cartas a contribuyentes que han presentado su declaración modificando la información aportada por la Agencia, a efectos de que valoren si deben o no presentar una declaración complementaria adaptándose a la información que le consta a la Administración.

Si el contribuyente entiende que su declaración era correcta, lógicamente no tiene que modificarla, pero si considera que cometió algún tipo de error u omisión, preventivamente se le da la opción de corregirla mediante la correspondiente complementaria, evitando así una eventual comprobación posterior de la Agencia, la generación de intereses y la imposición de eventuales sanciones.