Emilio Bruquetas | Consejero delegado de Recursos de Galicia

“Producir energía debe repercutir en beneficios para la ciudadanía”

“Galicia debe aumentar su producción renovable. Cuanto antes lo haga, antes tendrá la posibilidad de transformar esa economía y optar a tener ventajas competitivas”

Emilio Bruquetas, CEO de Recursos de Galicia.

Emilio Bruquetas, CEO de Recursos de Galicia. / Jesus Prieto

Javier Ramos

Descarbonizar la economía de Galicia, conseguir precios eléctricos baratos, avanzar en la autonomía energética y lograr mejoras para ciudadanos y empresas. Estos son los propósitos fundamentales de Recursos de Galicia, sociedad mixta que dirige Emilio Bruquetas, que aborda las perspectivas de esta entidad en un momento de incertidumbre por la contestación social y las dificultades judiciales que encuentran algunos proyectos.

Recursos de Galicia es una sociedad mixta que aúna participación pública y socios empresariales. ¿Por qué se opta por este modelo? ¿Cuáles son sus ventajas?

La colaboración público-privada en el ámbito de la energía es bastante normal en Europa. Incluso a nivel nacional. Lo singular en Recursos de Galicia es el procedimiento por el cual se selecciona esa parte privada, que debe cumplir dos requisitos: que su centro de decisión esté en Galicia y que su principal fuente de ingresos no sea energética. El 70% del accionariado de la compañía son 32 empresas que acuden a una manifestación de interés para formar parte de este proyecto. A medida que vayamos llamando a sucesivas ampliaciones de capital iremos incrementando nuevos socios.

¿Qué tipo de iniciativas o qué proyectos va a priorizar Recursos de Galicia?

Todos aquellos que tengan que ver con la utilización de los recursos naturales de Galicia. Eólica, tanto en mar como en tierra; biogás, gases renovables, proyectos hidráulicos… También proyectos mineros, porque Galicia tiene un potencial grande para desarrollar minería necesaria para la transición energética. Todos los proyectos que estén alineados con los estándares ambientales son proyectos que para nosotros van a ser prioritarios. Nuestro objetivo es cuidar del medio ambiente y cuidar del bolsillo de los gallegos.

¿Hay alguno en el que ya esté concretada la inversión o se vaya a materializar a corto plazo?

Acabamos de firmar un acuerdo estratégico con Galenergy. Tienen varios proyectos en fases muy avanzadas de tramitación y prácticamente listos para construir. Este acuerdo tiene dos fases: una, analizar y ver en cuáles de esos proyectos puede entrar Recursos de Galicia; y otra, desarrollar conjuntamente proyectos desde cero. Como con Galenergy estamos trabajando con otros actores y esperamos que en los próximos meses podamos anunciar algún acuerdo adicional para cumplir con el objetivo de participar en 300 megavatios eólicos de aquí a final de año.

¿Se barajan más sectores que el eólico?

También trabajamos en proyectos de biogás y en algún otro proyecto de tecnologías experimentales. En los próximos meses podremos concretar todos esos objetivos, somos optimistas.

La descarbonización de Galicia es uno de los pilares de la compañía. ¿Cómo ha impactado el cierre de las centrales térmicas? ¿Ha afectado a la competitividad?

Lo primero que ha hecho es reducir de una manera drástica las emisiones de CO2. Eso es así. Uno de los principales focos emisores ha dejado de emitir, con lo cual, en la línea del camino a la descarbonización, eso ha sido de alguna manera un efecto inmediato. Teníamos una gran generación de potencia en Galicia ligada a esos combustibles fósiles, en este caso al carbón, que tenemos que sustituir con agilidad, con fuentes renovables. Y queremos seguir produciendo esa energía a precios competitivos, con lo cual yo creo que hay un efecto inmediato, que es la reducción de emisiones, y hay un efecto que hay que paliar: la capacidad de producir y sustituir esa energía con fuentes renovables. Creo que esto es urgente.

¿Es necesario que Galicia aumente su producción energética de fuentes renovables?

No hay duda de eso. Hoy seguimos importando y consumiendo el 70% de la energía procedente de combustibles fósiles. Sustituir toda esa energía por fuentes renovables nos da de alguna manera la dimensión de la tarea que tenemos por delante de aquí al 2050. Cuanto antes lleguemos, antes tendremos la posibilidad de transformar esa economía, de hacerlo antes que otros y de tener ventajas competitivas. Ese es el reto.

Existe cierta contestación social ante proyectos de renovables, como los eólicos. ¿Cómo se percibe este asunto desde Recursos de Galicia?

Uno de los objetivos fundamentales de Recursos de Galicia es que esa implementación de nuevas renovables al final acabe trasladando sus beneficios al ciudadano, al entorno, a las pymes. Que haya una percepción de que ese incremento de generación de energía renovable está generando una mejor calidad de vida, mayor empleo y mejorando al final la sociedad en la que vivimos. Esto es lo que hemos venido a hacer y hay objetivos a muy corto plazo, como abaratar la factura de la luz y hacerla competitiva para familias y empresas. Mientras no exista esta percepción y no haya esa realidad los movimientos sociales pueden seguir existiendo.

¿Preocupan también las dificultades judiciales que están encontrando diferentes promociones eólicas o incluso mineras?

Tenemos un reto para 2050, que es implantar muchas más fuentes de energía renovable. Y hay un reto también a nivel europeo, que es tener la capacidad de tener ciertos materiales críticos producidos en Europea. Para que todo eso pase vamos a tener que dotar de seguridad jurídica las inversiones. Dicho esto, creemos que es un proceso que llevará tiempo, pero que nosotros vemos siempre a largo plazo y que en algún momento se clarificará.

¿Pero son necesarias reformas legales para evitar que estas iniciativas acaben frenadas en un juzgado?

El marco jurídico que hay en Galicia y el marco jurídico que hay en España al final beben de un marco jurídico europeo, de unas directivas, que están desarrolladas a nivel nacional. Europa está implementando nuevos cambios normativos para facilitar la implementación de renovables, para darle más seguridad jurídica. Como vienen de Europa es seguro que todas esas regulaciones se acabarán implementando. A nivel autonómico yo creo que la administración está siendo ágil.

Volviendo a la intención de repercutir los beneficios de la producción energética en Galicia: ¿hay planes específicos sobre cómo ayudar a la industria electrointensiva?

Todo lo que son industrias estratégicas, consuman o no mucha energía, está dentro de nuestro alcance y dentro de nuestras preocupaciones. Hay dos formas de comprar electricidad: a mercado o a través de contratos bilaterales. Una de las cosas que quiere hacer Recursos de Galicia es que esos contratos, llamados PPA, estén accesibles no solo a grandísimas industrias, sino a todas las posibles. Es una línea de trabajo que da estabilidad en el medio y largo plazo a los precios energéticos.

¿Hasta dónde puede crecer la producción energética de Galicia? ¿Qué márgenes y qué techo se manejan?

Hay un margen de mejora en la eficiencia energética, en cómo consumimos. Ese es un margen de mejora amplio. Y está dentro de nuestro alcance también implementar medidas, ayudar a las industrias a descarbonizar sus procesos productivos para consumir menos energía. Otra línea clara es fomentar el autoconsumo, que puede estar funcionando en viviendas, en comunidades de empresarios o en ayuntamientos. Además, hay una línea clara de incremento de eólica terrestre, que puede ser a través de la repotenciación de parques existentes con una tecnología muy antigua; o puede ser directamente por la implementación de nuevos parques. También creo que hay un margen de mejora clara a través de la eólica offshore. Galicia tiene el mejor recurso de España en horas de viento en el mar y es una fuente de producción de energía importante.

Es un sector todavía por desarrollar. ¿Va a implicarse Recursos de Galicia en esta causa?

Recursos de Galicia estará implicado en proyectos de eólica marina a futuro. Sí, sin duda. Ahora mismo lo que falta y en lo que se está trabajando es en que salgan a concursos esos desarrollos eólicos. Me consta que hay actores a nivel mundial trabajando, porque el recurso es bueno, en poder participar en esos desarrollos.

Para terminar, ¿podría hacer un balance de su etapa al frente de Recursos de Galicia? ¿Cómo han sido estos meses desde su llegada?

Ha sido un período muy breve, pero destacaría con mucho optimismo la acogida muy positiva por parte de la sociedad gallega. Por prácticamente todos los estamentos y por parte de los promotores, que, hoy por hoy, nos están proponiendo proyectos en los que coparticipar, codesarrollar con ellos. Teníamos unos objetivos. Soy bastante optimista con que los cumpliremos y la verdad es que estos meses han sido muy intensos y profesionalmente muy retadores. El balance que hago es muy positivo y optimista.

Suscríbete para seguir leyendo