Inditex genera el 7% de todos los empleos de Galicia: 9.000 directos y 69.000 indirectos

García Maceiras avanza que este año Massimo Dutti abrirá su primera tienda en Estados Unidos y que Zara inaugurará dos “importantes flagships” en Lisboa y Los Ángeles

Inditex invertirá 1.800 millones en 2024 y 2025 para fortalecer su capacidad logística

Europa Press

Manolo Rodríguez

Manolo Rodríguez

¿Cuál es el impacto de Inditex en la economía gallega y española? Hasta ahora se conocían algunos datos como los 47.000 empleados que tiene en toda España o los 9.000 que posee en Galicia. O que su contribución tributaria el pasado ejercicio se elevó un 24% respecto a un año antes, hasta alcanzar los 2.231 millones. Pero, ¿cuál es de verdad su impacto en el empleo? Porque existen muchas empresas cuyo mejor cliente es la multinacional coruñesa y otras en las que buena parte de su facturación de debe a la empresa fundada por Amancio Ortega.

Inditex quiere saber cuál es de verdad ese impacto y ha contratado los servicios de la auditora PwC para que lo analice. El estudio aún no está terminado, pero el consejero delegado de la firma textil, Óscar García Maceiras, avanzó este martes algunas cifras. La primera es como generador del trabajo: más de 155.000 empleos en España sumando los directos, indirectos e inducidos. En caso de Galicia, la cifra alcanza los 78.000, de los que unos 9.000 son directos. En total, los 78.000 suponen casi el 7% (6,8%) del empleo que hay en la comunidad. Aunque no dio datos por provincias, la mayoría corresponden a A Coruña.

En su intervención, Maceiras destacó que Inditex es un tractor de la actividad de sus proveedores: más de 6.000 en España que les facturan casi 6.900 millones. En cuanto a su contribución fiscal, según estima PwC, su impacto global en España supera los 4.500 millones.

El consejero delegado también avanzó que este año Massimo Dutti abrirá su primera tienda en Estados Unidos y que Zara inaugurará dos “importantes flagships”: una ubicada en el centro de Lisboa, en la Plaza Don Pedro, y otra en el área de Los Ángeles, en The Grove.

Oysho desembarcará con su primera tienda en Alemania, en Hamburgo, y Bershka lo hará en la India.

Inversión de 2.700 millones

En su presentación, el consejero delegado recordó la inversión prevista para este ejercicio: 1.800 millones con carácter ordinario y 900 de inversión extraordinaria (a los que sumarán otros 900 en 2025) que, según la empresa, “permitirán el desarrollo de nuevas capacidades logísticas, en su mayor parte en España”.

“Lógicamente, España es un destinatario de los más importantes en relación con estas inversiones. No sólo porque es nuestro primer mercado, sino porque adicionalmente sigue siendo uno de los puntos principales de nuestra actividad en general, adicionalmente a la actividad comercial. Y aquí se encuentran también nuestras principales plataformas logísticas”, recalcó sobre la apuesta por España.

Inditex está construyendo tres nuevos centros logísticos que estarán ubicados en territorio nacional. Maceiras destacó el de Zaragoza II, que será el quinto centro de distribución de Zara en el mundo y que contará con más de 130.000 metros cuadrados y seis silos robotizados.

El objetivo que persigue Inditex es que el 100% de sus materias primas, de sus fibras, sean sostenibles en 2030. Por ahora, a finales de 2023, más del 50% de las materias primas que incorporaba a sus colecciones procedían del reciclaje o del cultivo orgánico o regenerativo.

Para alcanzar esta meta, Inditex ha accedido al capital de Galy, que “está desarrollando un innovador proceso para el cultivo en laboratorio de algodón a partir de células de la citada plantas”, apuntó Maceiras.

Junta General de Accionistas

Como acostumbra a ser, la Junta General de Accionistas de Inditex, que duró 88 minutos, fue una balsa de aceite. Se aprobaron los diez puntos del orden del día por mayoría. No en vano, Amancio Ortega cuenta con casi el 60% del accionariado. Los accionistas validaron el nombramiento de la expresidenta de Sareb, Belén Romana, como nueva consejera independiente, así como la renovación de Denisse Kingsmill, también como independiente. Además, se votó y aprobó el nombramiento como consejera dominical de Flora Pérez, que ha representado durante las dos últimas décadas en el consejo a Pontegadea, el brazo inversor de su marido Amancio Ortega. El cambio se debe a que, tras la modificación hace tres años de la ley de sociedades de capital, los consejeros de las compañías cotizadas tienen que ser personas físicas, por lo que la multinacional ha optado por nombrarla consejera dominical.

Aprobación de las cuentas

También se aprobaron las cuentas del pasado ejercicio, que fue el mejor año de la historia de Inditex. El beneficio superó los 5.000 millones y la facturación se acercó a los 36.000, casi 100 al día.

Y, por último, los asistentes a la junta autorizaron el reparto del dividendo correspondiente a 2023 por importe de 1,54 euros, cuyo primer pago —de 0,77 euros— se abonó el pasado 2 de mayo y el segundo está programado para el 4 de noviembre. En total, supondrá el pago a los accionistas de 4.800 millones, el más alto de la historia, de los que Amancio Ortega se embolsará 2.844. En el salón de actos de la sede de Inditex en Arteixo estuvieron presentes 289 accionistas, aunque en la junta participaron 4.438, que representaban el 89,65% del accionariado.