Kiosco

La Opinión de A Coruña

Reinventarse para trabajar en el metaverso

Imagen de un usuario con gafas de realidad virtual

La palabra metaverso se ha convertido en una de las más populares del momento gracias al auge de la tecnología ‘blockchain’ y al impacto de la pandemia. Etimológicamente, está formada por el prefijo de origen griego ‘meta’ que significa más allá y la raíz ‘verso’, derivada del término universo. Hace referencia a una realidad inmersiva a la que los usuarios acuden con dispositivos de realidad virtual y aumentada, y donde interactúan como si se tratara del mundo físico. Las grandes marcas tratan de abrirse camino y ser referentes en esta esfera tridimensional en la que los objetos reciben el nombre de NFT y donde las criptomonedas son el efectivo.

Los expertos, por su parte, confían en que, con inversión, colaboración público-privada y algunos años más de desarrollo tecnológico, el metaverso impactará fuertemente en la interacción de las personas con la red, el trabajo y el resto de la sociedad. Se calcula, incluso, que su negocio puede alcanzar los 800.000 millones de dólares -unos 722.869 millones de euros- en 2024, según Bloomberg Intelligence. Y, en este contexto, ¿cómo evolucionarán los diferentes sectores económicos y sus perfiles profesionales?

Los trabajadores del sector inmobiliario podrán hacer ‘tours’ de manera virtual, replicando estructuras reales y planos en el metaverso, según explica Sergi Ramo, CEO de groWZ Consultants. Y sus clientes podrán comprar allí el espacio físico, paralelamente al virtual. "Un espacio de 90 metros cuadrados en el metaverso puede costar unos 20.000 euros, aunque dependerá del barrio y las características", indica Cai Felip, CEO de Union Avatars. La inmobiliaria española Metrovacesa, en particular, ha sido una de las primeras en comercializar propiedades del mundo físico en el metaverso.

Los profesores, por otro lado, verán las clases en 3D como aliadas para explicar su temario: "Es uno de los sectores que van a entrar más fuerte en el metaverso porque las nuevas experiencias y la realidad virtual inmersiva mejoran el aprendizaje y el compromiso en el aula", afirma Xavier Delgado, profesor de Institut Damià Campeny.

Las industrias podrán crear ‘metafábricas’ donde hacer experimentos y pruebas para ver cómo funcionan los componentes antes de implementarlos en las fábricas reales, o predecir las consecuencias de su funcionamiento; algo que ya están creando gigantes como Hyundai.

Los profesionales del turismo van a poder ofrecer un producto virtual de calidad gracias a la experiencia 360 grados. "Se trata de una vivencia increíble con el poder de trasladar al destino de visita con los dispositivos de realidad virtual. No tiene nada que ver con la pantalla del ordenador", añade Xavier Delgado.

El sector del ‘retail’ y la distribución verán en el nuevo escenario una herramienta de márketing y otro punto de venta con una "propuesta más inmersiva", según Delgado. Adidas es un ejemplo de empresa que ya está apostando por ello. Ha vendido más de 22 millones de dólares en activos digitales (o NFT) que dan acceso a los propietarios a objetos en el metaverso y a algunos bienes físicos. También han dado pasos en ese sentido empresas como H&M, Zara, Nike o Vans. "El avatar andará por el metaverso, verá una hamburguesería, comprará el producto y podrá comérselo en el espacio digital y también hacer un pedido para que se lo traigan a casa", señala la profesora de la UPF Luz Parrondo. "Cualquier empleo y actividad podrá tener réplica en el metaverso", concluye la experta.

Sin embargo, las profesiones que más van a crecer si el metaverso se consolida van a ser los arquitectos de este universo. Se necesitarán perfiles capaces de programar entornos cambiantes, de manejar el ‘blockchain’ y el ámbito del 3D. "Deberán ser capaces de crear experiencias ‘gamificadas’, para que las personas que entren en el metaverso puedan participar, estar motivadas y vivir una experiencia dinámica", según asegura el director de Barcelona Digital Talent, Jordi Arrufí.

De hecho, en Linkedin España existen 140 ofertas de trabajo para el perfil de ‘chief metaverse officer’, que requerirán la capacidad de definir una estrategia empresarial para el metaverso. Físicos computacionales, programadores, ingenieros de software, expertos en ciberseguridad o técnicos de márketing serán perfiles profesionales altamente demandados en esta nueva era.

Compartir el artículo

stats