La hora del sueño es un momento muy importante en la vida de un niño. Después del estrés diario por conseguir llegar a todo, el cuerpo pide calma y reconciliación con la tranquilidad. Los niños e, incluso, adolescentes, necesitan ir poco a poco bajando el ritmo para conseguir un sueño reparador. En este artículo te dejamos algunas actividades relajantes para niños antes de dormir.

Qué hacer con los niños antes de dormir

Alberto Soler, psicólogo, en alguno de sus vídeos en su canal de YouTube 'Píldoras de psicología', menciona la importancia de crear la atmósfera perfecta para cubrir las necesidades del sueño de nuestros hijos. Declara que: “los niños pequeños nos necesitan para regular las condiciones ambientales para seguir un ritmo adecuado. Ahí es donde entra el papel de las rutinas para bajar su nivel de activación cuando se acerca la hora de dormir”.

Él mismo menciona algunas actuaciones que interrumpen la relajación antes de dormir como, por ejemplo, visitas inesperadas, poner la televisión antes de dormir o jugar a la consola.

Las rutinas son beneficiosas, pero no debemos confundirlas con un horario marcado. Las rutinas son los comportamientos que repetimos continuamente (ducha, cena, lavarse los dientes y dormir), mientras que el horario marca un tiempo establecido para cada una de las acciones. Nuestros hijos necesitan una buena rutina para relajarse antes de dormir y cuanto menos lo variemos, mejor, pero un horario establecido tan solo nos aportará estrés por llegar a todo.

"Las rutinas son muy importantes para los niños, pero no hay que confundirlas con un horario super estricto, que solo nos generará estrés"

Alberto Soler - Psicólogo

6 rutinas antes de ir a dormir para niños

A continuación, te proponemos algunas actividades para antes de ir a dormir:

Ir descendiendo la intensidad de la luz es una estrategia que puede ayudarnos Pexels

  • La hora del baño

Cuidando los detalles puede ser un momento por el que empezar a tranquilizar a nuestros hijos. El agua caliente, masajes en el pelo, música de fondo…

  • Los cuentos

Esta siempre es la herramienta estrella para todo, a ellos les encanta y les ayuda a seguir con el proceso de relajación.

  • Escuchar música

Podemos poner música tranquila de fondo mientras que leemos el cuento o mientras deshacemos la cama y charlamos con ellos antes de dormir.

  • Relajación

Ejercicios para controlar la respiración, por ejemplo, imaginando el movimiento de una ola, si inspiro la ola viene, al espirar la ola se va.

  • Dar masajes

Darles masajes por los brazos, la cara, el tronco… todo les ayuda a reducir el estrés que van acumulando a lo largo del día.

  • Disminuir la intensidad de la luz

Muchos niños la necesitan por miedo a la oscuridad, pero si no es el caso, también es de gran ayuda cuando se desea crear un ambiente cálido con los niños.

No debemos perder el foco en que cada niño tiene sus necesidades y ritmos, no todo funciona para todos los niños, ni siquiera para un mismo niño en diferentes momentos. Lo importante es crear una rutina adaptada a nuestros hijos, que les permitan descansar de forma plena.