29 de abril de 2019
29.04.2019

Feijóo culpa a Vox y promete corregir errores

Reconoce que el resultado fue "malo sin paliativos" || Achaca el retroceso a la "división del voto de centro derecha" || Descarta la dimisión de Casado "a tres semanas de las municipales"

29.04.2019 | 02:29
Feijóo, ayer, acompañado del secretario xeral y del secretario de Organización del PP gallego.

Las cifras del PP gallego

  • 200.000 votos menos Si en el año 2016 obtenía 650.831 votos, en las elecciones de ayer rebajó su apoyo electoral a 447.268 con lo que obtiene la cifra más baja en unos comicios generales
  • Tres escaños perdidos Solo resistió en Lugo. Pasó de cuatro a tres escaños en A Coruña, de tres a dos en Ourense y de tres a dos también en Pontevedra. En total, nueve actas
  • El 'sorpasso' del PSOE El PP de Galicia pierde la hegemonía en Galicia. Los socialistas adelantan a los populares en apoyo electoral. En Ourense y Lugo sigue siendo, en todo caso, el más votado

"Un resultado malo sin paliativos". El presidente del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, no escondió las heridas pero le puso tiritas: Galicia fue la comunidad donde los populares obtuvieron mejor resultado: logró el 27,4% del apoyo electoral, once puntos más que la media nacional. Aún así, tuvo que rendirse a la evidencia de una pérdida de más de 200.000 votos y tres escaños. Fue el peor resultado obtenido por el PP en unas elecciones generales. "Hemos sufrido un gran retroceso", lamentó en su comparecencia de ayer pasada la medianoche. Y el gran culpable, en su opinión, es Vox. "Si el voto del centro derecha se divide gana la izquierda", señaló. Aún así, prometió corregir "errores" y volver a "ensanchar el espectro político" del PP, sobre todo con vistas a unas elecciones municipales que están a la vuelta de la esquina.

Y, por eso, cree que es momento de ponerse a trabajar en la próxima cita con las urnas y con ese argumento rechazó que Pablo Casado deba dimitir por el desplome de los populares en toda España. "Debemos mantener el punto de encuentro que ha sido el Partido Popular, un punto de encuentro de distintas sensibilidades", comentó. En todo caso, no supo explicar por qué una parte de sus votos se han ido a Ciudadanos y a Vox. "Tenemos que hacer una auditoría porque C's sacó un buen resultado y tenemos que saber por qué", dudó.

El PP gallego ha dejado de ser la primera fuerza política en Galicia. Le ha adelantado el PSOE. Se ha quedado con 447.268 votos y nueve escaños „perdió uno en A Coruña, otro en Ourense y otro en Pontevedra„. Feijóo, que siguió el escrutinio electoral en la sede del Partido Popular acompañado de su equipo más cercano, felicitó a los socialistas, pero también les envió un recado: "espero que haya estabilidad y que el PSOE gobierne para todos y respete la igualdad de todos los españoles". De hecho, apeló a que vuelva el Partido Socialista de "antaño" y que "vuelva a tener como eje vertebrador la Constitución y una España sin privilegios".

Y aunque habló de corregir "errores" Feijóo responsabilizó sobre todo a Vox del retroceso electoral del PP. Llegó a decir que con los 86.047 votos que fueron a parar a la formación de Santiago Abascal en Galicia, los populares habrían sido la fuerza más votada en la comunidad gallega. El problema que ve el líder del PPdeG en esta fuga de votos es que "debieron explicar con más intensidad y más convicción" que si el voto de la centro derecha se divide "gana la izquierda". En todo caso, cree que los votantes de Vox "ya están arrepentidos", "porque se han dado cuenta de que sus sufragios han servido para que gobierne Pedro Sánchez", comentó. Pero además reconoció "la eficacia y la maestría" de los socialistas en su estrategia electoral al "usar el espantajo de Vox". "Ha hecho muy buena campaña. Todo lo que pretendía le ha funcionado. Eso les llevó a un enorme incremento de votos, sobre todo en Cataluña", analizó. Feijóo, sin embargo, solo ve perdido "el primer tiempo". El 26 de mayo hay elecciones municipales y europeas y Feijóo cree que esa noche electoral será "más feliz" que la de ayer. Es, por esta razón, que, preguntado sobre si Pablo Casado debería dimitir, señaló que sería "un grave error, con elecciones en tres semanas". Además advirtió que "cuando un resultado es bueno es de todos y cuando es de malo, también".

Feijóo eludió contestar a si se ve dentro de unos meses sustituyendo al presidente del PP en Madrid. "Debemos ocuparnos del objetivo de conseguir unos buenos resultados en los próximos comicios", insistió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook