27 de mayo de 2019
27.05.2019

"Pocas noches tan bonitas"

Ferreiro recuerda la jornada de 2015, en la que Marea Atlántica logró diez ediles, y asegura que analizarán los resultados "con calma" para entender la pérdida de apoyos

27.05.2019 | 02:31

Con la misma angustia con la que se sigue una final de la Champions en la que se apoya al equipo más débil, con ese nerviosismo que a unos les hace pedir un vino blanco, a otros tilas dobles y a los más osados, café en una taza tan grande que se podría servir caldo en ella, con ese nudo en el estómago pasaron las horas los militantes de Marea Atlántica, entrando y saliendo de la sede, hablando por teléfono con apoderados que volvían a la plaza del Humor, desde O Castrillón, Monte Alto y Os Rosales con malas noticias en sus mochilas, con el ánimo tocado y con muchas preguntas en el aire en busca de unas respuestas que no llegarían esa noche, quizá tampoco la siguiente, sino dentro de unos días, cuando se pasen el disgusto y la resaca.

El candidato de Marea Atlántica, Xulio Ferreiro, aseguró que estos resultados tendrán que ser analizados "con calma", poniendo sobre la mesa cuáles fueron los factores que se colaron en la ecuación de su derrota.

Antes de que la Televisión de Galicia diese los resultados de sus encuestas a pie de urna, que auguraban ya un desplome de los representantes de Marea Atlántica en María Pita, los militantes se intentaban animar entre ellos. Más tarde, ya con el escrutinio comenzado, toda la ilusión de 2015 volvió a meterse en un cajón. Se quedaron sin estrenar gritos de los que anuncian cambios aunque, eso sí, cuando los cuatro escaños estaban perdidos, los hubo que se abrazaron y entonaron el himno de la Revolución de los Claveles, el Grândola, vila morena, que habla de una sociedad en la que el pueblo es quien tiene el poder y que huele libertad. La entonaron con los brazos entrelazados y, al final, con el puño en alto, como un mantra que ayuda a los que están tristes a sentirse acompañados en su pena, corearon el "25 de abril, sempre!" y "A luta continúa", dos gritos heredados de los que liberaron Portugal de la dictadura de Salazar.

Fueron horas de consultar el móvil compulsivamente, aunque la aplicación del Ministerio de Interior no les devolvía ninguna buena noticia, ya que el reparto de escaños se quedó durante toda la noche tal y como había empezado, con seis representantes para Marea, aunque el primer puesto bailase entre PP y PSOE, ambos con nueve concejales, uno menos de los que había conseguido Marea Atlántica en 2015. Hasta la plaza del Humor llegaron el diputado autonómico Antón Sánchez y también el escritorio Fernán Vello, que mostraron su apoyo a Ferreiro, a pesar de los resultados, que le alejan de la Alcaldía.

En la que fue una jornada triste para los militantes de Marea Atlántica, el cabeza de lista y alcalde en funciones ya, Xulio Ferreiro, se acordó de la noche en la que las urnas le convirtieron en alcalde. "Le dije a Inés [Rey] que disfrutase de la noche, que seguramente sea una noche muy bonita para ella, como lo fue la de hace cuatro años para nosotros. "Pocas noches tendrá tan bonitas como esta", bromeó Ferreiro, para intentar robarle una sonrisa a los que todavía no se creían el resultado y añoraban 2015.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Elecciones en A Coruña

Domingo 26 de Mayo de 2019

Galicia, A Coruña, España