01 de marzo de 2013
01.03.2013

Central Óptica remodela el local situado en avenida de Os Mallos

En solo dos años ha cambiado la estética de sus dos centros para mejorar la atención personalizada y el servicio integral

02.03.2013 | 00:49
Instalaciones de Central Óptica en avenida de Finisterre, A Coruña.

Central Óptica acaba de inaugurar la reforma del local situado en avenida de Os Mallos con la firme intención de adaptar el servicio personalizado que ofrecen a sus cliente, con una estética moderna a la vez que sobria y elegante. En esa misma línea, dos años antes, se reformó el centro de avenida Finisterre unificando así la empresa que administra el señor Julio Rego.

Este profesional posee más de veinte años de experiencia en el sector por lo que convirtió en poco tiempo a una empresa unilateral "en un excelente grupo de trabajo con cinco Optometristas, un auxiliar de óptica y yo llevando la administración y negociación con proveedores", explica.

–La crisis no ha impedido seguir dando pasos firmes hacia adelante...

–Siempre hemos apostado por el futuro y esta ocasión especial no sería la excepción. Creemos en nuestra profesionalidad y en nuestros clientes, por lo tanto no dejaremos de ofrecer lo mejor. Sin duda, la crisis nos afecta al noventa por ciento de la población y el otro diez consume menos, entonces lo que tenemos que hacer es adaptarnos lo antes posible al nuevo escenario. Tenemos que ofertar mejores precios a nuestros clientes, pero no podemos bajar la calidad del producto ni del servicio. Somos ópticos independientes, aunque tenemos detrás el importante apoyo del Grupo Cecop, lo que hace que nuestro objetivo sea potenciar la profesionalidad, la dedicación y la excelencia en el trato.

–¿En qué se diferencia Central Óptica de otras empresas del mismo sector?

–Nuestras optometristas y audioprotesistas realizan un completo examen del paciente, con ello podemos ofrecer la solución personalizada para cada caso; la buena labor de los gabinetes se ve trasladada luego a la parte comercial, no debemos olvidar que en la óptica conviven día a día una labor sanitaria y una labor comercial. Los productos que ofrecemos buscan la mejor solución al precio más competitivo: la última tecnología en Progresivos, los últimos avances en Lentes de Contacto y el ofrecer las últimas tendencias en monturas es lo que demandan nuestros clientes. Si esto se lo puedes ofrecer a un buen precio, estos quedarán plenamente satisfechos y ello hará que la próxima vez que necesiten visitar al óptico piensen en ti como primera opción. El trato personalizado que ofrecemos a nuestros pacientes es uno de nuestros principios, el llevar años instalados en un mismo lugar hace que te conozcan y depositen la confianza en ti, la cercanía y no tener que desplazarse a una gran superficie comercial es un ventaja competitiva que tenemos que aprovechar. Vemos el futuro con moderado optimismo y no entramos en el juego de gafas a 1 euro porque eso es pan para hoy y hambre para mañana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook