10 de febrero de 2018
10.02.2018
ESPECIAL
Javier de Toro Santos (Jefe de servicio de Reumatología del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña)

"Un diálogo fluido con los médicos de atención primaria y los pacientes debe servir para evitar demoras innecesarias"

10.02.2018 | 09:42
Javier de Toro Santos, jefe de servicio de Reumatología del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña. / Víctor Echave

- Como organizador del acto, ¿qué importancia tienen este tipo de jornadas para dar a conocer este tipo de patologías?

-Poniendo al paciente en el centro de la atención, deseamos compartir desde distintos puntos de vista, con la óptica de la administración, los médicos, los farmacéuticos y los propios pacientes, el abordaje del tratamiento de una forma integral. En esta jornada hemos abordado un tema muy importante en relación a los pacientes con enfermedades inflamatorias y los tratamientos biológicos, tratamientos efectivos que suponen un esfuerzo presupuestario importante, cuestiones de sostenibilidad de nuestro sistema sanitario y posibles acciones para rentabilizarlos. Un tema muy importante en nuestra sociedad actual es hablar sobre humanización de nuestro sistema sanitario en el cual se incorporan las nuevas tecnologías de la información y comunicación, y evitar que se pierda el contacto del paciente, aprender de lo que hacemos, y valorar la importancia de la atención desde el punto de vista de consultas compartidas entre varios especialistas.

-¿De qué forma contribuye el debate científico entre expertos en foros como este para abordar la enfermedad en el futuro?

-El mundo, las costumbres y el conocimiento cambian de forma rápida. En medicina, es importante una actitud reflexiva, y siempre tomar decisiones basadas en el conocimiento. Hay muchas acciones que podemos hacer, que están en nuestras manos y que pueden hacer cambiar la forma de abordar la atención a los pacientes. En ocasiones dejando de hacer actividades que se hacen de forma rutinaria y no aportan valor a lo que hacemos, y en otras ocasiones incorporando otras nuevas. Insisto, siempre basándonos en la ética y el conocimiento.

-¿Qué incidencia tienen las enfermedades reumatológicas entre la población y a quienes afecta más?

-Hay descritas más de 200 enfermedades reumáticas y autoinmunes sistémicas entre las que se encuentran la artritis reumatoide, la espondilitis anquilosante, la artrosis, la osteoporosis, el lupus, el lumbago y la gota entre otras. Las enfermedades reumáticas son las dolencias crónicas más frecuentes en nuestro país, siendo la más prevalente el dolor lumbar. El 80% de los pacientes con estas afecciones son mujeres. Se estima que una de cada cuatro personas mayores de 20 años en España padece una patología reumática, lo que supone en torno a 11 millones de personas afectadas. Estas patologías pueden aparecer a cualquier edad y también afectan al colectivo infantil.

-¿Qué factores de riesgo presenta?

-Estas patologías tienen un alto impacto en la capacidad para trabajar: afectan a la resistencia, reducen la capacidad cognitiva, la concentración, la movilidad, empeoran el estado anímico y producen fatiga. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades reumáticas en su conjunto suponen la primera causa de incapacidad física en el mundo occidental. En concreto, se estima que entre el 17% y el 19% de las incapacidades laborales están provocadas por alguna de las más de 250 patologías reumáticas. Además, se estima que entre el 10% y el 15% de las consultas de atención primaria y una de cada diez urgencias hospitalarias se debe a estas patologías reumáticas. Su coste en los países desarrollados se acerca al 1,5% del PIB, incluyendo gastos directos e indirectos.

-Aunque se trata de patologías crónicas para las que no existe una cura definitiva ¿cómo se pueden minimizar sus efectos?

-Estamos ganando la batalla a la enfermedad. La prevención es muy importante, está claro que la obesidad, el tabaco y la sal empeoran el pronóstico de las enfermedades reumáticas y además los tratamientos funcionan peor en estos pacientes, por lo que son cosas que están en nuestras manos y que podemos prevenir como sociedad. Otro mensaje claro es que con un diagnóstico y abordaje tempranos se puede conseguir mejorar el pronóstico de estas enfermedades a largo plazo, evitando daños innecesarios. En este sentido, es importante el papel activo de los pacientes, deben conocer de forma clara su enfermedad, sus consecuencias, y su tratamiento. Los servicios clínicos debemos facilitar un dialogo fluido con los médicos de atención primaria y pacientes para que dispongan de un acceso temprano sin demoras innecesarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine