18 de marzo de 2019
18.03.2019
CONTENIDO PATROCINADO

El British Royal School cubre todas sus plazas para el próximo curso 2019-2020

Las familias confían en un centro que apuesta por una educación británica y que ofrece espacios amplios y luminosos para el confort de sus alumnos

18.03.2019 | 10:05
Vista exterior del nuevo British Royal School y su zona de juegos

El colegio British Royal School ha cubierto todas las plazas para el próximo curso 2019-2020 cuando todavía quedan seis meses para el comienzo del mismo. El primer centro británico de A Coruña, que abarca todos los niveles académicos hasta la Universidad, demuestra así, un año más, el respaldo de las familias a este proyecto educativo de vanguardia. Se trata de una educación de calidad excepcional, totalmente individualizada y que, además, se ejerce en unas instalaciones únicas para alumnos y profesores. El British Royal School cuenta con espaciosas aulas y una gran zona exterior con el objetivo de que los niños se desarrollen intelectual, emocional y físicamente del mejor modo posible.

El colegio, situado en A Zapateira, se centra en una enseñanza en lengua inglesa. Un método con el que los docentes buscan y reconocen las necesidades evolutivas de cada estudiante. Además de formar a los niños en las distintas materias, se les estimula y ayuda a desarrollar confianza en sí mismos así favorecer la exploración y manipulación del aprendizaje, siempre respetando los ritmos y estilos de cada alumno.

"A través del desarrollo de las inteligencias múltiples, ayudaremos a nuestros alumnos a desarrollar su autoestima, el autocontrol, la capacidad de trabajo en equipo, la empatía, resolver problemas, potenciar la creatividad, observar y cuidar la naturaleza. Todas estas capacidades y habilidades imprescindibles para una vida plena y exitosa", señala la directora del British Royal School, Paula Gundín.


Las aulas del centro son amplias, luminosas y con mobiliario adaptado a las edades de los alumnos, además de estar dotadas de las más modernas pantallas interactivas. El colegio británico cuenta con salas de ordenadores y nuevas tecnologías muy amplias y soleadas y aulas de ciencias y laboratorio. Además de contar con una amplia oferta educativa, destaca el amplio abanico de actividades. Estas incluyen piano, danza clásica, danza moderna, música, pintura, cálculo mental con ábaco, fútbol, baloncesto, tenis y natación, entre muchas otras. También hay clases de robótica y programación, de manera gratuita, igual que el yoga, que se introduce entre los más pequeños desde el principio para que disfruten de sus beneficios: más relajación y mayor predisposición a aprender.

Productos ecológicos

 La alimentación es también uno de los puntos fuertes del British Royal School. El colegio cuenta con grandes comedores desde los cuales se ve la ciudad y el mar. Ahí se sirven diariamente menús específicamente diseñados por un nutricionista. Son comidas equilibradas, realizadas con productos frescos y ecológicos. Todo se elabora en la moderna cocina del centro.

Además, el colegio británico dispone de todos los servicios para que las familias puedan conciliar su vida laboral con la familiar. El British Royal School abre de 09.00 a 17.00 horas y cuenta también con un servicio de madrugadores desde las 07.30 horas para los padres y madres que lo necesiten. A las 12.30 horas entra en funcionamiento el comedor. También está disponible una sala del sueño para que los más pequeños puedan dormir a media mañana. Asimismo, hay un servicio de autobús para recoger alumnos en diferentes puntos de la ciudad, lo que facilita su movilidad. El servicio está supervisados por una profesora que acompaña a los escolares para proporcionar un viaje seguro.

La biblioteca

Otro sitio especial para los alumnos del British Royal School es la biblioteca, que cuenta con más de 300 metros cuadrados con suelos de madera maciza de roble americano y que está decorada con sofás amplios de colores y preciosas alfombras. Esta sala está diseñada para que los estudiantes se sientan atraídos por la lectura desde el principio. También hay modernas mesas con iPads y ordenadores.


Enseñanza británica con opción a chino, francés y alemán

Los idiomas son una pieza clave dentro del British Royal School. Y no solo el inglés, lengua en la que se desarrolla diariamente la enseñanza para formar a niños y niñas totalmente bilingües. Además, los alumnos tienen opción de tener clases de chino, alemán o francés. De hecho, en la biblioteca del centro la mayoría de volúmenes son en inglés, pero también se pueden encontrar libros en español, francés, chino y alemán. Los alumnos reciben así una educación privilegiada y de vanguardia con actividad complementarias, que también se imparten en otros idiomas, lo que ayuda a la formación de los pequeños, tanto de forma educativa como personal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook