20 de junio de 2019
20.06.2019
Contenido Patrocinado

¿Merece la pena ir a la Universidad?

Más del 90% de los estudiantes de Hack a BOS encontrarán empleo antes de dos meses y con un salario inicial igual o superior al de los universitarios provenientes de Ingeniería Informática

20.06.2019 | 23:29
Participantes en el Hacking Day. // LOC

IBM: tenemos un problema. La multinacional de software alertó hace un tiempo de que se avecinaba una grave escasez de programadores para cubrir la demanda de las empresas tecnológicas. Esa carencia es una realidad en todo el mundo. Galicia necesita entre 1.000 y 1.500 programadores al año. La Formación Profesional y las universidades solo aportan 400. La demanda de estos nuevos profesionales no ha hecho más que empezar. La transformación digital está provocando que las empresas necesiten perfiles con una formación en conocimientos tecnológicos muy específicos y adquiridos en un poco tiempo. La formación universitaria, además de la limitación en número de alumnos, está en baja forma: le falta agilidad a la hora de adaptarse a las tecnologías actuales. En este contexto surgen los bootcamps, una formación intensiva, específica y práctica para aprender a programar en solo 16 semanas. Uno de estos bootcamps es el de Hack a BOS, líder en Galicia y que cuenta con el apoyo de las empresas tecnológicas gallegas más importantes. Hack a BOS se ha convertido en el "brazo formativo" de dichas empresas a la hora de crear talento de una manera rápida y ágil, ganando experiencia y práctica en el manejo de la tecnología desde el minuto uno para empezar a trabajar como junior en una compañía.


Foto de familia de Hack a BOS.  // LOC 



Hack a BOS: ¿Tenéis programadores? Las empresas del sector tecnológico esperaban la primera hornada de nuevos programadores "como agua de mayo". "Hoy en día lo más complicado que le puedes pedir a un departamento de Recursos Humanos es incorporar programadores", admite Natalia Mato, responsable de RRHH de Improving Metrics.
El retorno de la inversión en esta formación. Estudiar en una Universidad pública, como la de A Coruña, es algo más económico que hacer un bootcamp: unos 4.000 euros para los universitarios frente a los 6.000 euros de los alumnos del bootcamp, siempre que el ritmo de aprobados en la Universidad sea el de un curso por año. Ahora bien, si analizamos el retorno de la inversión veremos que es muy superior en el caso de los bootcamps, pues el salario de un recién titulado universitario es menor que el alcanzado por un recién titulado de un bootcamp: unos 7.500 € anuales de media de los universitarios frente a unos 15.000 € de media de los estudiantes de Hack a BOS en su primer contrato -salario que se iguala en el tiempo e incluso inicialmente si el universitario comienza sin beca- y, además, el tiempo de entrada en el mercado laboral es de 4 años para los universitarios frente a los 4 meses de los alumnos del bootcamp, toda una eternidad en un mundo cada vez más rápido.



¿Por qué estudiar Ingeniería Informática? Desde el punto de vista del Director de  Hack a BOS, Pablo Rodríguez, "porque los profesionales debemos estar continuamente formados y la formación universitaria nos da las bases necesarias para que más adelante progresemos. Programar no es solo hacer un bootcamp y teclear código, es necesario tener unos fundamentos sólidos de algoritmia, entre otros"¿Estas bases universitarias son necesarias siempre? Según un estudio del portal de empleo Indeed elaborado entre más de 1.000 responsables de RRHH y reclutadores de empresas norteamericanas, el 72% de los empleadores piensa que los perfiles salidos de los bootcamps están "tan preparados" para el máximo rendimiento como los titulados universitarios.



Entonces, ¿merece la pena ir a la universidad? Sí, sin duda. Si quieres aprender a programar, que es ahora mismo la profesión con más futuro, te recomendamos que comiences haciendo un bootcamp como el de  Hack a BOS y te pongas a trabajar cuanto antes, es ahí donde aprenderás realmente. Una vez logrados esos objetivos, continúa formándote en la Universidad y amplía los siempre importantes conocimientos matemáticos y otros de base para llegar a ser un mejor profesional. Los perfiles de los bootcamps no son siempre los mejores para todo tipo de empresas y proyectos pues, en general, trabajan peor con algoritmos que los perfiles de ingeniería. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de los proyectos hoy en día son para la web y el móvil, y ahí los bootcamp ganan por goleada al estar adaptados perfectamente a esos medios y las tecnologías que usan. Así, la combinación bootcamp+Universidad, por este orden, es nuestra recomendación.
A Coruña y Vigo, en septiembre.  Hack a BOS tiene abierto el plazo de matrícula para dos nuevos bootcamps que empezarán en septiembre. Uno será en A Coruña y las clases arrancarán el día 2, y otro en Vigo, desde el día 16, siendo en total 40 el número de plazas disponibles.


Pablo Rodríguez en una intervención en el Hacking Day.  // LOC 


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook