BBVA ha elegido la emblemática sucursal del número 18 del Cantón Pequeño en A Coruña para instalar uno de sus nuevos Centros de Banca de Clientes. El innovador espacio refleja el avance hacia un modelo de oficina que apoya la multicanalidad y la especialización para dar respuesta a los clientes en tiempo real, por el canal que elijan, y de forma transparente y personalizada. Es un espacio de trabajo que busca ofrecer la mejor experiencia al cliente, integrando de forma natural las tecnologías más avanzadas con el mejor trato humano, en donde la tecnología y la sostenibilidad son aspectos diferenciales.

El nuevo Centro de Banca de Clientes, ubicado entre el Cantón Pequeño y Durán Loriga, dispone de una extensión de más de 1.000 metros cuadrados y cuenta con 65 empleados. En cuanto al equipamiento, tiene 5 cajeros automáticos de última generación para realizar toda la actividad bancaria diaria, tanto ingresos y retiradas de efectivo, como operaciones sobre recibos, transferencias, recargas móviles o consultas.

También tiene nueve salas de reuniones para realizar gestiones personales con los clientes y tres salas informales. Además, un gestor de bienvenida atiende al cliente desde que entra en la oficina. En el acto de inauguración de esta nueva oficina participaron Javier Llinares, director de red de Banca Comercial; Marta Alonso, directora de la Territorial Noroeste de BBVA; Daniel Miguel, director de Zona de BBVA en Galicia Norte; José Luis Serrano, director de transformación y productividad de la Territorial Noroeste de BBVA; y Enrique de La Fuente, director del centro de banca de clientes de Cantón.

Marta Alonso, directora de la Territorial Noroeste de BBVA, asegura que “los clientes utilizan cada vez más los canales digitales y remotos, a la vez que demandan mayor especialización en servicios financieros. Por eso, en este nuevo espacio se integran de manera natural los distintos canales con los que nuestros clientes se relacionan con nosotros, sin renunciar al trato humano y especializado cuando lo necesiten”.

Las nuevas oficinas de España son parte de un proyecto global para ofrecer la máxima conveniencia a los clientes. Cada país donde BBVA está presente, está adaptando el nuevo modelo a su realidad local, teniendo en cuenta las necesidades de sus clientes. En su oficina en A Coruña, BBVA implementó diferentes estrategias de sostenibilidad en su diseño y construcción para generar un impacto positivo en el entorno. Son espacios con sistemas de Eficiencia Energética, sin archivos ni papeleras, para avanzar hacia espacios sin papel y con una recogida selectiva de residuos. BBVA fue pionero hace diez años en el desarrollo de los espacios de atención donde se combina la especialización y la cercanía para dar respuesta a los clientes.