En febrero de este año, el Ministerio de Sanidad y Consumo, basándose en un estudio antropométrico, revisó las tallas de la ropa femenina y concluyó que la mujer española podía resumirse en tres grandes grupos: diábolo, campana y cilindro. En base a ese estudio se diseñarán a partir de ahora los uniformes militares de las mujeres que sirvan en alguno de los tres ejércitos. Así lo confirmó hoy la propia ministra de Defensa, Carme Chacón, que anunció que ha ordenado con que se adapten los uniformes a la morfología femenina.

La ministra de Defensa, durante la inauguración en el Museo Naval del Cuartel General de la Armada de una exposición dedicada a conmemorar el vigésimo aniversario de la incorporación de la mujer a los Ejércitos, recordó la auditoria puesta en marcha por su Ministerio hace unos meses para evaluar la adecuación de las infraestructuras militares a hombres y mujeres, y señaló que, dado que la constitución física de hombres y mujeres no es similar, ha anunciado que se firmará próximamente -de manera "urgente"- un protocolo con Sanidad para adaptar los uniformes militares.

Además,anunció que creará ludotecas para los hijos de militares que tengan entre tres y 12 años.