La agrupación de familiares de presos de ETA Etxerat y el Movimiento pro Amnistía han anunciado hoy que mantienen sus convocatorias para mañana y el sábado en San Sebastián a pesar de que el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha prohibido varios actos de apoyo a reclusos de la banda terrorista.

Los miembros de Etxerat Lourdes Zabalegi e Iñigo Alkain han participado esta tarde en una comparecencia ante los medios de comunicación, en la que no han admitido preguntas de los periodistas, para recalcar que mantienen su convocatoria a las ocho de la tarde en la plaza de la Constitución de la Parte Vieja donostiarra.

El Movimiento pro Amnistía por su parte ha difundido esta tarde un comunicado en el que anuncia que se manifestará el sábado a las 19:00 horas en una marcha que partirá del centro Kursaal para reivindicar también los derechos de los presos de ETA.

El juez Baltasar Garzón ha declarado hoy ilegales tres actos de apoyo a reclusos de la organización terrorista convocados mañana y el sábado en San Sebastián durante las fiestas de la Semana Grande al considerar que con ellos se trata de enaltecer a la banda terrorista y a sus miembros.

Uno de ellos es el que tendrá lugar a las ocho de la tarde en la plaza de la Constitución convocado por Etxerat, pero prohíbe también otros dos, uno mañana y otro el sábado, en lugares que no se precisa, convocados por particulares y difundidos según el auto en la web del Movimiento pro Amnistía "www.askatu.org".

Los representantes de Etxerat han anunciado que responderán con "dignidad y firmeza" al "pulso represivo" que está echándoles el departamento vasco de Interior con la retirada de fotografías de sus familiares y amigos presos y que no "guardarán" esas imágenes hasta que el "conflicto" vasco termine.

"Este verano vamos a llenar Euskal Herria con las fotos de los 740 presos" de ETA, han anunciado los representantes de Etxerat, que han asegurado que "nunca" van a "esconder" a sus familiares.

El Movimiento pro Amnistía ha explicado por su parte en un comunicado que su manifestación del sábado a las 19:00 horas en el Kursaal es una convocatoria que realiza "año tras año en un ambiente festivo" y que siempre "se ha desarrollado con normalidad", por lo que pide que no acuda la Ertzaintza y que se respete su derecho de reunión y manifestación.