Castro ha tomado declaración a tres personas en el marco de este caso: los arquitectos Ignacio Antonio Saez y Antonio Marqués, y el constructor Jaime Navarro.

Cuestionado acerca de si contempla en su agenda imputar al ex presidente Matas en el caso, después de que el abogado de éste presentara un escrito en el que el ex líder del PP balear se ofrece para declarar, el juez ha afirmado: "A mí no me pueden emplazar al señor Matas".

Una de las personas que declaró ayer ante este mismo juez fue Dulce Linares, jefa de gabinete de Matas durante la pasada legislatura -cuando se construyó el velódromo-, que ejerció como representante del Govern en el Consorcio del Palma Arena.

Los primeros en comparecer hoy han sido los dos arquitectos citados, imputados en el caso de presunto desvío de fondos en la construcción del Palma Arena, un pabellón que costó unos 100 millones de euros, el doble de lo presupuestado en un principio.

Saez trabajó para los arquitectos García-Ruiz -que declararon ante el juez el pasado viernes- en la construcción del velódromo y ha declarado durante unas dos horas.

El arquitecto fue detenido el pasado 5 agosto en la "operación Espada" emprendida por la Fiscalía Anticorrupción en la investigación del caso, aunque solo permaneció en la comisaria un día.

El segundo arquitecto relacionado con el Palma Arena que ha declarado hoy, Antonio Marqués, lo ha hecho por espacio de una media hora y en calidad de imputado, según ha explicado a Efe su abogado, Eduardo Valdivia, que no ha querido entrar en los detalles de la comparecencia por haberse decretado el secreto de actuaciones.

Finalmente, y después de una hora y media de declaraciones, el abogado del constructor Jaime Navarro, Alberto de Juan, ha indicado a los periodistas que su defendido "no ha hecho nada en el Palma Arena", aunque no ha detallado si está imputado.

Por los Juzgados de vía Alemania ha pasado hoy el también imputado portavoz del PP en el Ayuntamiento de Palma, Rafael Durán, para realizar unos trámites.

Los fiscales anticorrupción Pedro Horrach y Miguel Ángel Subirán dirigen las diligencias en la instrucción del caso por presunta malversación de fondos, falsedad documental y cohecho en la construcción del velódromo mallorquín.

El sábado día 8, el juez dictó libertad bajo fianzas de entre 15.000 y 50.000 euros para cinco imputados en la causa, entre los que se encuentran el ex director general de Deportes del Govern José Luis "Pepote" Ballester, y el ex gerente del Palma Arena, Jorge Moisés.

Los otros tres imputados que fueron detenidos el 5 de agosto y puestos en libertad el día 8 son Rafael Durán -también ex presidente del consorcio del Palma Arena-, el director de la empresa de comunicación Nimbus, Miguel Romero, y el jefe de obras de la UTE constructora (FCC y Melchor Mascaró), Miguel Ángel Rodríguez.