Un amplio dispositivo de agentes antidisturbios de la Ertzaintza ha entrado en el recinto festivo al mediodía y, tras cortar al tráfico la calle Ribera, ha retirado un cartel de grandes dimensiones colocado en un andamio frente a la txosna de Kaskagorri.

En esta caseta festiva también ha quitado pequeñas fotos de presos de ETA, unidas por una cuerda, y banderines.

Durante la actuación policial, por la megafonía de la txosna se ha ido nombrando uno a uno a presos de ETA, seguido de un "maite zaituztegu" (os queremos), que ha sido respondido con aplausos por un grupo de simpatizantes de la izquierda abertzale concentrado en el lugar.

El pasado martes, Dignidad y Justicia solicitó a la Audiencia Nacional la prohibición de varios actos de homenaje a presos de ETA convocados por la comparsa Kaskagorri para hoy por considerarlos constitutivos de un delito de enaltecimiento del terrorismo.