El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, aconsejó este lunes a la activista saharaui Aminetu Haidar que abandone su huelga de hambre y continúe de otra forma su lucha por su causa "justa y legítima".

En rueda de prensa conjunta con su colega estadounidense, Hillary Clinton, en Washington, informó de que ambos habían abordado el caso particular de Haidar y avanzó que España y EEUU van a trabajar en esa dirección y de "forma inmediata" para que Haidar abandone la huelga de hambre.

"Dos aliados y socios con intereses importantes en la zona tienen que cooperar y eso es lo que hemos estado haciendo desde el principio para encontrar una solución humanitaria a la situación de la señora Haidar. Pidiéndole, no presionándole, sino sugiriéndole que su causa justa y legítima se pueda hacer sin necesidad de continuar su huelga de hambre", indicó.

El jefe de la Diplomacia española reafirmó la negativa del Gobierno español a pedir la intervención del Rey en este caso, que es responsabilidad, dijo, del Ejecutivo. Clinton no pronunció una palabra sobre Haidar durante la rueda de prensa.