20 de febrero de 2010
20.02.2010
La Opinión de A Coruña

El Gobierno acusa a Aznar de dañar la imagen de España

La FAES estudia emprender acciones legales contra los estudiantes que insultaron al líder popular. Lluvia de críticas al gesto despectivo

20.02.2010 | 01:00
El gesto de Aznar, en Oviedo.

El gesto despectivo del ex presidente del Gobierno José María Aznar a un grupo de estudiantes de la Universidad de Oviedo, en respuesta a los abucheos por su apoyo a la guerra de Irak, genero ayer una lluvia de críticas. El rechazo fue general, salvo en las filas del PP, aunque Mariano Rajoy evitó entrar en la polémica.

La vicepresidenta Fernández de la Vega consideró que el gesto de Aznar "no ayuda mucho a mantener la idea de respeto" y subrayó que la defensa de las ideas debe hacerse siempre desde la palabra y desde el respeto, nunca desde el insulto". De la Vega advirtió al ex presidente que su "desmesura" en las declaraciones "puede dañar la imagen de España".

En el PP, el vicesecretario de Comunicación, González Pons defendió la actitud de Aznar al señalar que lo que sufrió fue una agresión intolerable, y criticó que los socialistas no lo hayan condenado. En esta línea se pronunció Nuevas Generaciones, quien dijo entender una reacción como la que tuvo tras "muchos años aguantando este tipo de acciones violentas".

Para el lehendakari, Patxi López, la actitud de Aznar es rechazable "socialmente" y más al tratarse de un político, desde donde hay que transmitir "cierta pedagogía".

La secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, le acusó de tener "mucho rencor acumulado", de hacer críticas "cargadas del odio del perdedor" y de ser "autoritario, deslenguado, maleducado y resentido". El secretario general de Libertades Públicas del PSOE, Álvaro Cuesta, dijo que la peineta de Aznar "explica muchas de las carencias del líder de la oposición" porque fue precisamente con ese dedo con el que designó a su sucesor.

La Coordinadora de Asambleas de Estudiantes de la Universidad de Oviedo asumió la protesta contra Aznar, del que denuncia su "prepotencia" por el gesto que dedicó a los que le increpaban y refleja su "escaso respeto" por "la crítica y la vida humana".

Mientras, la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) sopesa emprender acciones legales contra los jóvenes que insultaron a su presidente, José María Aznar, en un acto en la Universidad de Oviedo. La Policía no actuará de oficio en este asunto a menos que se presente una denuncia por parte de la Universidad o Nuevas Generaciones, la entidad que organizó el acto, según manifestó el Delegado del Gobierno, Antonio Trevín.

El líder de Nuevas Generaciones en Asturias calificó los abucheos de "vergonzosos". "A nadie le obligan a ir a esos actos", indicó, para a continuación descartar que vayan a emprenderse acciones legales.

Por su parte, los manifestantes se mostraron encantados con el revuelo montado, al tiempo que denunciaron los métodos de los escoltas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook