28 de octubre de 2010
28.10.2010

La policía revela conversaciones del dueño del Hércules con el padre de Pajín

Zaplana confiesa que siente "una gran tristeza" por lo que le pasa al PP en Valencia

28.10.2010 | 03:19

El empresario alicantino Enrique Ortiz, imputado en el caso Brugal, buscó la intermediación del político alicantino José María Pajín, padre de la ministra de Sanidad, Leire Pajín, para que consiguiera la firma del director general de Carreteras de Fomento, necesaria para la aprobación del plan Rabassa de Alicante.

En una conversación entre Ortiz, también dueño del Hércules, y el entonces alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, e incluida en un informe policial que forma parte del sumario, el empresario, preguntado por cómo van los trámites, señala que quedó con "Chema Pajín" para que le haga "una gestión" para conseguir la firma del director general.

Alperi, quien, según el informe policial, "parece conocer" al político, dice a Ortiz: "Pues que Leire coja y hable con el director general y ya está"; a lo que el empresario responde: "Estoy en ello, estoy ahí a ver si me lo hacen ya". Asimismo, las conversaciones revelan los contactos de Ortiz con Alberto de Rosa, hermano del entonces consejero de Justicia y actual vicepresidente del Poder Judicial, Fernando de Rosa, para conseguir adjudicaciones en las infraestructuras del área judicial.

Y no sólo con el hermano del consejero de Justicia, sino también con Vicente Cotino, hermano del titular de Bienestar Social, Juan Cotino, para interesarse por la adjudicación del Plan Eólico de la Generalitat en 2008. Ortiz, socio del hijo de Vicente Cotino, le propone presentarse al concurso. "¿Eso no se puede amañar, o qué?", le replica Ortiz.

El padre de Leire Pajín admitió ayer que tomó café con Ortiz pero que no medió ante Fomento. La ministra agregó que su familia no tiene "nada que ver" con el caso, en lo que también coincidió el PSPV.

Por su parte, el ex ministro de Trabajo y ex portavoz Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, confesó que siente "una gran tristeza" por todo lo que está sucediendo en la Comunidat Valenciana, en referencia a los casos de corrupción en su partido.

"Simplemente, es que no me gusta, como imagino que a nadie, la situación que nos acompaña", declaró Zaplana, sin querer entrar en nombres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook