16 de marzo de 2011
16.03.2011

Estrasburgo condena a España por violar la libertad de expresión de Otegi

Los magistrados europeos critican la sobreprotección de la figura del monarca, que fue calificado como el "rey de los torturadores". PSOE y PP estudiarán al detalle la sentencia

16.03.2011 | 02:41

Cuando Arnaldo Otegi dijo que el Rey era el "responsable de los torturadores" estaba ejerciendo su derecho a la libertad de expresión. Esa es la tesis que defiende una sentencia del Tribunal de Estrasburgo, que condena a España a pagar 23.000 euros al líder de la izquierda abertzale por enviarle a la cárcel. La sentencia critica también lo que denomina "sobreprotección" de la legislación española respecto a la figura del Rey, y asegura que la condena a un año de prisión sobre Otegi fue "desproporcionada".

Decir del Rey que es el "responsable de los torturadores" es únicamente un ejercicio de libertad de expresión. Además, la ley protege demasiado al monarca. Esta es la tesis que defiende el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH), que ha condenado a España por vulnerar el derecho a la libertad de expresión del ex portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, cuando fue condenado a un año de prisión por un delito de injurias al Rey.

Además, la sentencia hecha pública ayer por el TEDH condena a España a pagar los 3.000 euros por las costas del procedimiento. Para los magistrados del tribunal, al líder de la izquierda abertzale se le impuso una pena "particularmente severa" y "desproporcionada".

En concreto, los magistrados del tribunal de Estrasburgo critican en su sentencia que el Rey cuente en la legislación española con un nivel de protección más alto que el de otras personas. "El hecho de que el Rey ocupe una posición de neutralidad en el debate político, una posición de árbitro y de símbolo de la unidad del Estado, no pueden ponerle al abrigo de todas las críticas en el ejercicio de sus funciones oficiales", asegura el auto.

Todo ocurrió en 2003, dos días después del arresto de diez trabajadores del diario Egunkaria. El portavoz de Batasuna era entonces portavoz del grupo parlamentario Socialista Abertzlaeak. Otegi cumplió la condena impuesta entre el 8 de junio de 2007 y el 30 de agosto de 2008, pero no se quedó quieto, y reclamó al TEDH una indemnización de 78.586 euros por "la pérdida de emolumentos como parlamentario vasco a causa del encarcelamiento". Otegi hacía referencia a una visita efectuada por el rey don Juan Carlos a Vizcaya en 2003, días después del arresto de diez trabajadores del diario Egunkaria.

Para Estrasburgo, "el hecho de que el Rey no sea responsable penalmente, según la Constitución, no impide por sí mismo un debate libre sobre sus posibles responsabilidades institucionales, e incluso simbólicas, a la cabeza del Estado".

PSOE y PP mostraron su desacuerdo con la sentencia pero dijeron que la acatan. El PP, porque "no tiene más remedio", admitió la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría. La portavoz popular puso de relieve que su partido comparte las posiciones que el Supremo y el Constitucional mantuvieron sobre el tema y avisó de que analizará "muy detenidamente" el fallo europeo.

La secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, señaló que su partido acatará y cumplirá la sentencia a favor de Otegi. Pero "examinaremos su doctrina, porque a nosotros nos parecía muy equilibrada la posición tanto del Supremo como del Constitucional", explicó Valenciano. El diputado de IU, Gaspar Llamazares, pidió que en el proceso contra Sortu se tenga en cuenta esta sentencia, que, a su juicio, deja claro que "en democracia no vale todo".

Por otro lado, los cuatro etarras detenidos el jueves en una casa rural del norte de Francia, entre ellos el considerado jefe militar, Alejandro Zobaran, Xarla, ingresaron en prisión tras haber sido imputados por un juez instructor de París, explicaron fuentes judiciales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook