08 de octubre de 2011
08.10.2011

El PP reformará el Código Penal para incluir la cadena perpetua revisable

Los populares prometen castigar a las grandes empresas que abusen de los mayores, modificarán la elección de los jueces y recuperará el recurso previo de inconstitucionalidad

08.10.2011 | 02:00

El PP llevará en su programa una reforma del Código Penal que incluya la prisión perpetua revisable, un tipo de condena que tienen todos los países miembros de la UE menos dos, uno de ellos España, según anunció ayer Federico Trillo en la segunda jornada de la convención que los populares celebran en Málaga. Se trataría de que las penas se estudien a los 20 años para decidir si el reo queda en libertad, libertad vigilada o sigue en la cárcel, en cuyo caso las revisiones se producirían en plazos más breves.

Fuentes populares explicaron la conveniencia de incluir esta figura penal, toda vez que en España, al no haber pena capital, los castigos máximos varían según las circunstancias. Según el PP, la prisión perpetua revisable es apoyada por el 82% de la opinión pública.

La reforma también incluirá reducir a dos las 28 penas que tiene recogidas el Código Penal. En su intervención en la convención, Federico Trillo lanzó duras críticas contra el fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido, al que tachó de "ser infame que dejará su nombre en las letras más negras de la historia judicial española".

Entre las propuestas programáticas, Esteban González Pons destacó impulsar una ley que proteja a las personas mayores de los "abusos" de las grandes empresas, como la banca o las compañías telefónicas.

La elección por parte de la judicatura de doce de los veinte vocales del Consejo General del Poder Judicial o la ya conocida promesa de recuperar el recurso previo de inconstitucionalidad han sido otras de las propuestas confirmadas.

Habrá que ver como queda el nombramiento de los miembros del Tribunal Constitucional. Al PP le gusta una fórmula inspirada en la del Supremo estadounidense -donde los jueces son nombrados por el Gobierno de forma vitalicia- porque se ha demostrado, según Federico Trillo, que son independientes y no responden a la administración que les nombra.

Han quedado abiertos los debates sobre la limitación a dos de los mandatos de los gobernantes, una iniciativa razonable para el PP porque obligaría a la renovación de proyectos, como subrayó Soraya Sáenz de Santamaría.

No se ha confirmado si se incluirá en el programa la reducción de diputados que Rajoy propuso estudiar, aunque ya ha habido quien ha recogido el testigo: el presidente cántabro, Ignacio Diego, ha anunciado que propondrá a los partidos de la región consensuar una reducción del 10% de los parlamentarios.

Los barones regionales ensalzaron la figura de Mariano Rajoy como el presidente idóneo para el cambio que necesita España. María Dolores de Cospedal, la número dos del partido, abrió las intervenciones de los presidentes autonómicos, que han cerrado filas para subrayar las bondades de su candidato frente a un rival, Alfredo Pérez Rubalcaba, que en palabras de la secretaria general es "el vicezapatero", y si gobierna "todo puede hundirse más".

Todo ello en una jornada en la que era patente el malestar de algunos exparlamentarios que aún no saben si irán en las listas, lo que achacan al secretismo de los dirigentes.

Esperanza Aguirre dijo que "todos esperamos con impaciencia la llegada de Rajoy al Gobierno, y los 45 días que faltan hasta el 20-N se nos están haciendo a todos muy largos, eternos". El balear José Ramón Bauzá afirmó que "no vamos a permitir que los que han gobernado y nos han arruinado, hagan como si la cosa no fuera con ellos". Sus compañeros, desde el gallego Alberto Nuñez Feijóo al valenciano Alberto Fabra, pidieron un Gobierno de "todos y para todos" frente a la tentación de miniestados de algunas comunidades, a la vez que criticaron el sectarismo del PSOE.

Esta segunda jornada de la convención ha concluido con una reunión de Rajoy con los presidentes autonómicos para hablar de las dificultades para elaborar sus presupuestos al no haber prorrogado el Gobierno los estatales y no saber con qué ingresos cuentan para 2012. Montoro les ha pedido evitar más desviaciones presupuestarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine