19 de octubre de 2011
19.10.2011
Nueva Rumasa

Intento de agresión a los hijos de Ruiz-Mateos

Trabajadores de Clesa han proferido toda clase de insultos a los hijos del empresario antes de declarar

19.10.2011 | 17:19

Dos trabajadores de Clesa han intentado agredir hoy a tres de los hijos de José María Ruiz-Mateos a la salida de la Audiencia Nacional, donde han prestado declaración ante el juez Pablo Ruz por la presunta estafa de los pagarés emitidos por Nueva Rumasa.

Como sucedió ayer con el resto de su familia, Alfonso, Francisco Javier y Pablo Ruiz-Mateos han sido increpados por una veintena de empleados de Clesa, en concurso de acreedores, que también lanzaron recortes de periódico contra ellos.

La Policía Nacional, que escoltaba a los hermanos hasta su vehículo, ha tenido que intervenir cuando dos de los empleados saltaron el cordón policial y trataron de abalanzarse sobre ellos.

"Nos han hecho daño. Vienen aquí y encima se ríen en nuestra cara. Van provocando", ha asegurado uno de los trabajadores que ha intervenido en el altercado, quien ha explicado que el incidente se debe al "malestar tan grande" que tienen, ya que los empleados no han cobrado las nóminas de los últimos meses, ni la indemnización por despido.

Los dos trabajadores también han lamentado que la Policía Nacional, "por desgracia", defienda a los Ruiz-Mateos "más que a los ciudadanos", y que la Justicia no actúe de forma más rápida.

En declaraciones a Antena 3 Televisión antes de entrar en el vehículo, Francisco Javier Ruiz-Mateos mostró su comprensión con la situación de los trabajadores, aunque dijo: "Más de lo que hacemos no podemos hacer".

Por su parte, el consejero delegado de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, ha indicado en declaraciones a Efeagro que "en la puerta no había ningún inversor de Nueva Rumasa, sino tan solo sindicalistas".

En relación a la investigación penal que lleva a cabo la Audiencia Nacional, ha mostrado su tranquilidad al afirmar que son las acusaciones particulares y la Fiscalía Anticorrupción "los que tienen que probar" los hechos que les imputan.

Mientras se producía el altercado, José María Ruiz-Mateos prestaba declaración ante el Juzgado Central de Instrucción número 5, donde también tenía previsto comparecer hoy su primo Zoilo Pazos Jiménez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook