España desciende un puesto, del 30 al 31, en el Índice de Percepción de la Corrupción 2011, que realiza la ONG Transparencia Internacional y que indica que la corrupción se estancó en el país en los últimos tres años en torno a una calificación de seis puntos.

Según el informe sobre el índice de corrupción, España ha aumentado en una décima, del 6,1 al 6,2, la nota que obtiene en este índice, en el que es superada por otros treinta países en un ranking de corrupción que encabezan Somalia, Corea del Norte y Myanmar (Birmania) y en el que Nueva Zelanda obtiene la mejor puntuación en transparencia: 9,5 puntos.

Los responsables de Transparencia Internacional alertan del estancamiento de la corrupción en España y hacen hincapié en la importancia de luchar contra este fenómeno desde la Administración como medida para salir de la crisis.

Así, destacan que de los cuatro países europeos que sufren la crisis de la deuda, solo dos aprueban: España e Irlanda, mientras suspenden Italia, 3,9 puntos, y Grecia, 3,4.