Mariano Rajoy tomará posesión como presidente el miércoles 21, mientras que los ministros del nuevo Gobierno lo harán el jueves, el mismo día que se celebra el sorteo de la Lotería de Navidad. Así, el debate de investidura en el Congreso de los Diputados se adelanta un día y se celebrará el lunes, 19, y el martes, 20, por lo que Rajoy jurará su cargo ante el Rey un día después.

El anuncio lo hizo ayer la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, quien explicó que está previsto que el primer Consejo de Ministros se reúna el jueves 23, víspera de Nochebuena. Está previsto que el segundo Consejo del Gobierno de Rajoy tenga lugar el viernes 30 de diciembre.

En su encuentro con los dirigentes regionales del PP en la sede de Génova, Mariano Rajoy dejó claras ayer las cuatro prioridades de su Gobierno: Europa, el problema del sistema financiero, el déficit público y la reforma laboral. Además, les explicó que los seis primeros meses serán decisivos, debido a las reformas que tendrá que poner en marcha para afrontar la crisis económica.

Las decisiones que se adopten desde que tome posesión hasta el verano tendrán consecuencias importantes para la economía. Pero precisó que, sobre todo, serán trascendentales las medidas que se aprueben en el primer trimestre, en el que tendrán que definir un presupuesto que marcará el alcance del ajuste para cumplir con los objetivos de déficit marcados por la Unión Europea.

Las cuentas irán acompañadas de reformas de envergadura para frenar la sangría del desempleo, impulsar la economía, generar las condiciones para que vuelvan el crédito y la liquidez, la inversión y la creación de empleo.

Mariano Rajoy dijo que serán meses decisivos para que España se gane la confianza del resto del mundo.

Mensaje en Twitter

Sin embargo, dejó claro su deseo de que estos ajustes se hagan evitando recortar los servicios básicos para los ciudadanos, como la educación y la sanidad. En este sentido, explicó que el ahorro debe salir de la optimización de la gestión de los recursos.

Rajoy abogó por reformar las administraciones y eliminar las duplicidades de gasto que lastran las cuentas públicas. Rajoy también quiere aprobar en los cien primeros días una ley de emprendedores, para mimar a las pymes y los autónomos. El presidente electop afirmó ayer en Twitter que trabaja ya en un acuerdo para la reforma laboral.

Mariano Rajoy quiere crear "un grupo de trabajo" para impulsar una reforma en la prestación de los servicios básicos, con el objeto de evitar duplicidades, de manera que una misma competencia no sea asumida por varias administraciones.

El presidente de Bankia, Rodrigo Rato, afirmó que Mariano Rajoy "tiene mucho trabajo y, por lo tanto, está tomando sus decisiones", las cuales le parecen todas "muy bien". Añadió que cuenta con "muy buenos consejeros".