Casi 15.000 afectados del caos que se vivió el pasado Puente de Diciembre por el cierre del espacio aéreo reclamarán unos 150 millones de euros solo por daños morales y perjuicios, tanto a AENA como a los controladores, según adelantó el despacho Cremades& Calvo Sotelo que lleva el caso.

Luis Vericat, socio de Cremades&Calvo Sotelo, señaló que AENA es responsable de la situación que se vivió en 2010 porque "debería haber garantizado el servicio del tráfico aéreo" y los controladores porque "con el abandono de sus puestos de trabajo, participaron de una manera directa en el caos aéreo".

Por ello, subrayó que se han abierto dos vías judiciales. La primera, por lo contencioso-administrativo, se encuentra en fase previa, y es donde la compañía aérea tiene que decidir si voluntariamente o no asume responsabilidades. En este sentido, según Vericat, como saben "con certeza" que "no lo va a hacer", en febrero solicitarán a los tribunales de lo contencioso administrativo de la Audiencia Nacional "el resarcimiento de daños y perjucios".

La segunda vía ha sido personarse como acusación particular en las diferentes causas penales abiertas "contra los controladores". En ambas, destaca el socio de Cremades&Calvo Sotelo, "estamos pidiendo el resarcimiento, las indemnizaciones por daños y perjuicios".

Asimismo, relata que cada afectado está reclamando por un lado el daño material, que es "individual de cada uno", y por otra parte se ha solicitado una indemnización por el daño moral causado, que han cifrado en 10.000 euros por afectado.

"Consideramos que es una cantidad que responde de manera justa y razonable al daño moral que los afectados sufrieron el 3 de diciembre del año pasado", ha añadido.

Vericat agrega que se trata de la demanda millonaria "más numerosa de la historia de España" y ha reconocido que la misma es consecuencia de "unos hechos gravísimos sin precedentes". "Estamos ante un hecho excepcional, con un número de afectados increíble, la demanda judicial más importante en numero de afectados de la historia judicial española".

En la Asociación de Afectados por el Bloqueo Aéreo, todavía siguen esperando la indemnización que piden para los perjudicados por el cierre de aeropuertos un 3 de diciembre. La presidenta, Elena Fuentes, explica que "confían en conseguirlo", si bien, saben que su reivindicación "va despacio porque somos 11.000 afectados y en temas de justicia las cosas van lentas".

Esta asociación, que se formó el 10 de diciembre de 2010, una semana después del caos aéreo, ha solicitado para cada afectado 10.000 euros por daños morales, además de los gastos que tuvo que abonar cada pasajero aquel puente: hotel, pérdida de reservas u otros billetes).

Sin embargo, Elena Fuentes ha apuntado que hubo "daños morales" que "no se pueden calibrar". "Hubo gente que no perdió nada económicamente pero, por ejemplo, no llegó a ver a un familiar que estaba a punto de fallecer", señaló.