Más de una veintena de exministros de los gobiernos de Felipe González y veteranos dirigentes socialistas que tenían previsto reunirse ayer para compartir ideas sobre el futuro del PSOE decidieron suspender su encuentro después de que se filtrara a los medios, según informaron varios de los convocados a la cita.

Los invitados a la cena querían reunirse de modo discreto pero les ha molestado que se haya vinculado su cita con un intento de crear una gestora para dirigir el PSOE hasta el próximo congreso federal, algo que, según los consultados, no estaba en sus planes.