08 de septiembre de 2012
08.09.2012

Fin al proceso contra el ministro de Interior por el 'caso Cordón'

El juez considera que, aunque Fernández Díaz reveló al menos cinco datos secretos, no tenía conocimiento de que estaban protegidos

08.09.2012 | 02:00

El juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez archivó las diligencias abiertas al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, sobre el caso Publio Cordón porque, aunque considera que reveló al menos cinco datos secretos, no tenía conocimiento de que eran de datos protegidos. Así lo acordó el magistrado en un auto dictado ayer y en el que señala que el ministro no quería "perjudicar la investigación" y "no tenía conciencia del deber de reserva por mandato judicial".

El juez afirma también que tampoco deben ser perseguidos penalmente aquellas personas que informaron al ministro de los datos y hechos sobre el esclarecimiento del secuestro del empresario zaragozano Publio Cordón porque "actuaron dentro de la obligación de reportar legalmente establecida", y "el olvido o descuido en prevenir" al ministro del carácter secreto de las actuaciones no tiene "reproche penal alguno".

El escrito de archivo, que está de acuerdo con la conclusión del Ministerio Fiscal del pasado miércoles, que también mantuvo que Fernández Díaz no incurrió en delito de revelación de secretos, señala que durante la rueda de prensa del pasado 19 de julio el ministro dio el nombre de los tres detenidos por el secuestro de Cordón y el lugar de la detención, datos sin carácter secreto, pero que habló de otros cinco puntos que sí lo tenían.

En concreto, recuerda Gómez Bermúdez, el ministro reveló que el empresario permaneció detenido en Lyon en una vivienda de dos pisos, dentro de "un armario zulo" cerrado con una cadena y que la casa estaba alquilada con documentación falsa por el detenido José Antonio Ramón Teijelo. El juez cree que el ministro fue informado de que las actuaciones eran secretas "después" de su intervención, ya que en la misma llegó a contestar: "Hay datos de la investigación que no se pueden revelar".

"El ministro no quería perjudicar la investigación", afirma el juez, que acuerda que no procede elevar una exposición razonada al Tribunal Supremo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook