18 de septiembre de 2012
18.09.2012

Las perlas de 'la Espe'

La popular se va dejando una ristra de frases lapidarias y meteduras de pata, de muchas de las cuales se arrepintió y pidió disculpas

18.09.2012 | 02:00

Aguirre se va de la política dejando una ristra de frases lapidarias, de algunas de las cuales se arrepintió o pidió disculpas, la más reciente cuando dijo que "habría que matar" a todos los arquitectos. Así, Esperanza Aguirre Gil de Biedma llamó "hijoputa" a un político de su propio partido; anunció: "Yo destapé la trama Gürtel"; o le dijo a una biógrafa que con su sueldo no llegaba "a fin de mes". Pidió disculpas.

La expresidenta, aristócrata, angloparlante, popularmente La Espe o La lideresa, es una convencida de que al triunfo se debe llegar con esfuerzo y convirtió en su lema la expresión "pico y pala", que ha repetido muchas veces para animar a sus compañeros del PP y a sus colaboradores.

El día 6, cuando acudió a Valdemaqueda, escenario de un incendio forestal, al ver la sede del Ayuntamiento, soltó que no había visto "nada más feo" y que "habría que matar a los arquitectos" porque "sus crímenes perduran más allá de su propia vida". En este caso también pidió perdón. "Yo no soy monedita de oro. Yo digo lo que pienso", dijo en abril sobre devolver las competencias de las Comunidades y revisar el Estado de las Autonomías.

En abril de 2010, las redes sociales se deleitaron bromeando y parodiando a Aguirre después que ella pronunciase en el Parlamento regional la frase "Yo destapé la trama Gürtel", al explicar que había negado la venta de un terreno al cabecilla, Francisco Correa.

Aguirre hizo fama en otra ocasión (enero 2010) cuando comentaba con el vicepresidente -y ahora su sucesor- Ignacio González, sobre los cambios en Caja Madrid: "Hemos tenido la inmensa suerte de poder darle un puesto a IU quitándoselo a un hijoputa", acerca del exdirectivo Fernando Serrano, a quien envió una carta de disculpa. En abril del año pasado también pronunció otra de sus frases, esta vez en una conferencia, donde dijo con respecto al "intervencionismo" del PSOE que servía "para empedrar el camino del infierno".

Otra frase que le afearon a la presidenta afectó al entonces presidente del Congreso José Bono al opinar sobre su patrimonio y decir que "hay formas de cobrar que, sin robar, no son del todo legítimas".

Entre las perlas de Aguirre que la gente suele recordar destaca otra afirmación del libro biográfico Esperanza Aguirre. La presidenta: "No tener pagas extras me tiene mártir, las he tenido toda mi vida y las echo de menos en Navidad y en verano. No es que haga números a final de mes; es que muchas veces no llego". Y así, decenas, como la dirigida al al presidente Zapatero en julio de 2009: "Sindicalista retrógado piquetero". Le pidió disculpas.

Dos meses después, dijo que escuchar a un socialista "hablar de que tiene la solución para crear empleo" es como "si Paris Hilton viniera a hablarnos de cómo va a fundar conventos". Hace un año cargó contra los indignados, a quienes llamó "camorristas y pendencieros",

Aguirre, ministra de Cultura entre 1996 y 1999, dijo entonces que el siglo XX era "el siglo de las mujeres" y en 2008 en un discurso en Nueva Delhi contó que su abuelo le había dicho: "Que pena que no hayas nacido hombre. Si hubieras sido un chico llegarías a ministro".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook