19 de septiembre de 2012
19.09.2012

Volcado con el Estatuto autonómico para Galicia

19.09.2012 | 02:00

Aunque su relación con Galicia no era distinta a la que mantuvo con otras comunidades autónomas, Santiago Carrillo se volcó en la defensa del Estatuto de Autonomía gallego. Primero lo hizo desde el Congreso, expresando el rechazo total del Partido Comunista de Galicia al texto, conocido como el Estatuto do aldraxe, elaborado por la UCD y luego implicándose directamente en la campaña para el referéndum del Estatuto actual. Anxo Guerreiro, quien trabajó al lado de Carrillo ya desde la clandestinidad, recuerda que el histórico dirigente comunista pasó "doce o trece días" de campaña en Galicia apoyando el sí en las urnas.

"Era incansable, nos dejaba KO a todos. Y eso que solo comía tortillas francesas". Eso fue lo que hizo al terminar en Vilagarcía una larga jornada de mítines. Allí, un amigo le quería agasajar en su casa con un surtido de ostras y jamón, entre otras viandas, pero Carrillo no probó ni bocado. Para cenar solo quiso, como no, una tortilla francesa.

También estuvo en campaña electoral, con sesiones maratonianas de diez mítines en diez poblaciones distintas, de Ribadeo a Ribeira. Geluco Guerreiro recordaba ayer, que junto con otro compañero de partido lo intentó agotar, probar el límite de su resistencia, pero el que se rindió fue él, mientras Carrillo siguió hablando de política hasta las dos o las tres de la mañana "Y eso que ya estaba por los 65 años", sostiene Guerreiro.

El histórico dirigente del PCE mantuvo el contacto con los movimientos obreros de Ferrol y Vigo, los más significativos de Galicia, y visitaba asiduamente la comunidad gallega, tanto cuando ejercía la política como ya retirado. Ferrol y Santiago fueron las últimas ciudades que visitó en la comunidad gallega.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook