23 de septiembre de 2012
23.09.2012
Accidente

Un español, entre los ocho muertos en el Himalaya

Un alud ha acabado con la vida de Martí Gasull en el Manaslu -Tres montañeros permanecen desaparecidos

23.09.2012 | 16:30

Ocho montañeros murieron y tres están desaparecidos tras el alud registrado el domingo en la montaña Manaslu del Himalaya nepalí, dijo a Efe una fuente de la agencia de escalada que precisó que 21 alpinistas han sido rescatados con vida.

Los fallecidos son cuatro franceses, un italiano, un nepalí, un alemán y un español -el barcelonés Martí Gasull-, explicó a Efe Mingma Sherpa, de la agencia Seven Summit Expeditions, que añadió que dos franceses y un canadiense continúan desaparecidos.

Cuatro helicópteros volaron por la mañana a la montaña para proseguir con los trabajos de rescate, aunque a mediodía estas tareas habían quedado suspendidas.

De los 21 montañeros rescatados, siete han sido transportados en helicópteros hasta Katmandú, y los otros catorce hasta el campo base de esa peligrosa montaña situada en el distrito nepalí de Gorkha.

Durante todo el domingo y parte del lunes ha existido confusión sobre el número de montañeros fallecidos: el Gobierno nepalí mantenía que había nueve, mientras que la asociación nepalí de montañismo los elevó a trece y un piloto de rescate habló de once.

A última hora de la mañana, un oficial del departamento nepalí de Montaña había confirmado a Efe que a la capital nepalí habían sido transportados los cadáveres de seis montañeros, entre ellos el del español Martí Gasull, cuya tienda quedó sepultada por la nieve.

El alud, señaló a Efe Pemba Sherpa, organizador de expediciones, comenzó a unos 7.200 metros de altura, sepultó por completo el campo III del Manaslu, situado a 6.800 metros de altura, y llegó hasta el campo II, donde se encontraba el alpinista español.

Uno de los montañeros rescatados con vida comentó a Efe ya en Katmandú que solo en el campo III había en el momento del suceso entre treinta y cincuenta personas.

"Escuché el sonido antes de que llegará la nieve, y pude salir del saco de dormir. Creo que por eso estoy vivo. Empecé a rodar sobre la nieve, creo que unos 200 metros", relató a Efe el alpinista francés Arnaud Manel, superviviente de 42 años.

"Cuando dejé de rodar, la nieve me llegaba al cuello. Solo tenía puesta una camiseta y apenas podía respirar. Un amigo estaba bajo la nieve. No sobrevivió. Yo logré salir porque el calor de mi cuerpo derritió la nieve", continuó.

La montaña Manaslu es la octava más alta del mundo y según fuentes del ministerio de Turismo nepalí, 231 alpinistas extranjeros recibieron permisos para escalarla durante la temporada de otoño, que finaliza en noviembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook