25 de septiembre de 2012
25.09.2012
25-S

Los diputados siguen la rutina en el Congreso

El hemiciclo ha estado casi desierto hasta la hora de las votaciones - Casi ninguno se ha acercado al cordón policial

26.09.2012 | 01:25

Mientras miles de manifestantes se agolpaban en la plaza de Neptuno sin poder "rodear el Congreso" como pretendían, el pleno de la Cámara ha vivido hoy una de sus habituales jornadas del martes, especialmente largas, y con buena parte del hemiciclo casi desierto hasta la hora de las votaciones.

Sin embargo, muchos de los diputados ausentes del pleno no estaban en sus despachos, como viene siendo habitual en estas jornadas maratonianas, sino curioseando lo que ocurría extramuros de palacio.

Casi ninguno se ha atrevido a acercarse hasta el fuerte cordón policial, a excepción de los diputados de izquierda que han osado aproximarse por unos minutos a conversar con algunos de los manifestantes.

Eso sí, lo han hecho en la zona más tranquila, en la esquina de la Carrera de San Jerónimo con la calle Cedaceros, en un gesto que tampoco ha sido demasiado bien recibido.

Y como nadie ha tenido arrestos para ir hasta Neptuno, la mayoría de los diputados que se han querido enterar de lo que pasaba lo han hecho desde la lejanía, saliendo en parejas o pequeños grupos, no muy lejos de los leones y junto a los equipos de televisión que retransmiten el "evento".

Los gritos de protesta, las peticiones de dimisión del Gobierno o los reproches a la clase política que salían de Neptuno no llegaban nítidos y se confundían con un ruido mucho más potente, el del helicóptero de la Policía que ha sobrevolado todo el tiempo la zona.

Entretanto el hemiciclo ha permanecido prácticamente vacío buena parte de la tarde, mientras se debatían, como cada martes, proposiciones de ley, mociones y proposiciones no de ley.

Ha sido ya a última hora cuando los escaños han empezado a ocuparse con poco más de un centenar de parlamentarios conforme se iba a acercando la hora de las votaciones.

El banco azul, reservado al Gobierno, ha permanecido deshabitado toda la tarde, aunque tiene una explicación: en el Senado había hoy sesión de control y han pasado por allí media docena de ministros.

A alguno de ellos, como al titular de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, se le esperaba esta noche para votar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook