La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, propuso ayer que para ser cargo público haya habido que trabajar antes en "alguna otra cosa", una iniciativa que dijo no es suya sino del socialista Joaquín Leguina, quien, añadió Aguirre, descubrió que en la Ejecutiva del PSOE "no hay ninguno que haya hecho otra cosa".

En una entrevista en Telecinco, la expresidenta madrileña abogó por cambiar la ley electoral para que los diputados respondan ante los ciudadanos y defendió que "no tienen que elegirse los cargos públicos por lo mansos que son", aunque añadió que "las cúpulas de los partidos son las que mandan y no les interesa nada que los diputados en vez de deberse a ellos se deban a los electores". Respecto a su fichaje por una empresa privada de cazacerebros, con la que, anunció, empezará a trabajar en febrero, precisó que no será "consejera ni socia", porque aunque se lo han ofrecido no he querido.