14 de febrero de 2013
14.02.2013

Siete imputados de 'Gürtel' regularizaron 10 millones con el PSOE y uno con la amnistía

El exconsejero madrileño Alberto López Viejo y el exdiputado Bosch, del PP, entre los beneficiarios

14.02.2013 | 06:05
El exalcalde de Pozuelo de Alarcón y exmarido de Ana Mato, Jesús Sepúlveda, llega a la Audiencia Nacional con su abogada. / efe

Hacienda entrega la lista al juez de la Audiencia Nacional sobre los 21 implicados en la trama de corrupción

Siete de los 21 imputados de la trama Gürtel afloraron a Hacienda 9,89 millones mediante regularizaciones ordinarias de dinero no declarado y lo hicieron antes de la amnistía fiscal de Cristóbal Montoro, en concreto de 2008 a 2011, cuando gobernaba el PSOE y siendo ministra de Economía, Elena Salgado. Sólo uno de ellos legalizó 7,5 millones, otro 1,35 millones y dos más 504.742 y 430.600 euros.

Entre los beneficiarios de estas regularizaciones figuran Alberto López Viejo, exconsejero del Gobierno de Esperanza Aguirre, el exdiputado del PP madrileño Alfonso Bosch y el expresidente de Martinsa-Fadesa, Fernando Martín, si bien sólo el constructor se acogió a la amnistía fiscal y abonó 324 euros tras aflorar 3.420 euros.

Alfonso García Pozuelo aparece en la lista de los acogidos a la declaración tributaria especial. El expresidente de Constructora Hispánica fue uno de los principales receptores de obras del Ministerio de Fomento en la época de Francisco Álvarez-Cascos. Los otros imputados que han regularizado por la vía ordinaria son los empresarios Manuel Salinas Lázaro y Amando Mayo Rebollo y el abogado José Ramón Blanco Balín. En la lista exigida a Hacienda por el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz aparece la constructora Begar SA vinculada al grupo de José Luis Ulibarri.

El instructor preguntó a la Agencia Tributaria si el líder de la trama de corrupción, Francisco Correa, y otros 20 imputados se habían beneficiado de la amnistía fiscal, después de que el extesorero del PP Luis Bárcenas, también investigado, aportara documentos para demostrar que se había acogido a la regularización y de que García Pozuelo remitiera los papeles con los que legalizó sus fondos mediante la declaración especial, extremo que acreditan los informes de Hacienda con fecha de noviembre pasado, pero sin destacar cantidades.

El grueso del dinero regularizado por los siete imputados (9,72 millones) corresponde a declaraciones de 2008 a 2011, antes de la amnistía fiscal del Gobierno del PP, mientras que dos de ellos (López Viejo y Begar SA) lo hicieron en 2012 con otros 82.658 euros por la vía ordinaria.

En 2012 afloraron fondos ocultos el exconsejero de Madrid López Viejo (4.722 euros de 2008, 2009, 2010 y 2011) y Begar SA (77.935 euros), si bien esta sociedad ya había declarado en 2010 otros 352.664 euros. Los cuatro imputados restantes regularizaron dinero negro entre 2008 y 2011. El exdiputado Alfonso Bosch presentó dos declaraciones por 3.111 euros en 2008.

El empresario Manuel Salinas Lázaro fue quien regularizó la mayor cantidad, 7,5 millones, en una decena de declaraciones entre 2010 y 2011. Le sigue otro empresario, Amando Mayo Rebollo, que en esos años presentó ocho por 1,35 millones. El exvicepresidente de Repsol YPF José Ramón Blanco Balin regularizó 504.738 euros mediante nueve declaraciones en 2009. El ministro del Hacienda, Cristóbal Montoro, destacó en el pleno del congreso que 35 de las 36 declaraciones de estos siete imputados se realizaron antes de la amnistía de 2012, y que solo una, la de López Viejo, después, por menos de 5.000 euros, "muy lejos del umbral de delito fiscal", fijado en 120.000 euros.

El juez Pablo Ruz ha citado a declarar como imputado para el 7 de marzo al que fue director de Bancaja en Miami en 2.000, Guillermo Martínez Lluch, para interrogarle sobre el impuesto de patrimonio de Luis Bárcenas y su esposa Rosalía Iglesias entre 1997 y 2007.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook